gatos

El paraíso de los gatos fabricado con cajas de cartón

Todos sabemos que a los gatos les encantan las cajas de cartón. La marca taiwanesa llamada Cat Thing lleva esto al siguiente nivel con esta moderna colección de diseño, en la que un sistema de acoplamientos modulares nos permite construir un increíble entorno para los felinos.

Los gatos también son, obviamente, cosa de hombres

Hay "gente de perros" y "gente de gatos", el fotógrafo David Williams, ha retratado a hombres que se identifican con el segundo grupo.

Su proyecto, titulado "Men & Cats", que comenzó en 2009, quiere romper el estereotipo de "la loca de los gatos". Williams fotografía a hombres en sus casas y en la calle acompañados de sus amigos felinos.

"Cat Sushi": Gatos convertidos en tiernos rollitos de sushi

Si os gustan los gatos y el sushi, creemos que os puede divertir esta original serie fotográfica creada por la compañía japonesa "Tange y Nakimushi".  Los artistas colocaron en camas de arroz a los mininos, y queremos resaltar, que todos ellos son grandes amantes de estos animales, por lo que los bellos felinos no sufrieron en absoluto y que por supuesto, no son comestibles.

"Fluffy Cat Hideout" alias "Hamburguesa Gigante de Gato"

El "Fluffy Cat Hideout" mata dos pájaros de un un tiro. Sirve como acogedora cama caliente para tu amigo felino y también puede ser una zona de juegos, ya que a los gatos les encanta meterse en espacios estrechos. Ah, y lo mejor del chisme-cama de juguete es que hace que el gato parezca una hamburguesa de felpa. Puedes imaginartelo, la cama son los bollos con una generosa capa de mayonesa y el gato en medio, es la hamburguesa. Tu gato pasará de las cajas de cartón enseguida.

Entrenando gatos para sentarse en su sitio

Un blog de gatos japonés llamado Guremike, ha estado recibiendo un montón de visitas de amantes de los gatos desde que publicó unas imágenes de cómo un gatito en particular era entrenado para sentarse dentro de un círculo hecho con cinta adhesiva.

Los dueños de gatos saben lo difícil que es hacer que un gato haga lo que quieres, así que muchos decidieron poner en práctica el truco del círculo para probar y ver si sus gatos hacían lo mismo y  ¿sabéis?, sus bebés peludos cumplieron sin siquiera un miao de protesta.

 

Cultura Inquieta logo