Ilustración

Zaida Marín homenajea a Lorca en su edición ilustrada de Poeta en Nueva York

Fue un 13 de julio de 1936 cuando Lorca fue a Madrid para entregarle a su editor José Bergamín el manuscrito de Poeta en Nueva York, pero al no encontrarlo en su oficina le dejó una nota manuscrita que decía: “He estado a verte y creo que volveré mañana”. Aunque ese mañana nunca llegó, puesto que partió hacia Granada pocos días antes de que estallara la guerra y, el resto, ya es historia.

 

Cultura Inquieta logo