El día que Richard Avedon fotografió a Nastassja Kinski con una Boa constrictor

Corría el año 1981, la actriz estaba en el momento álgido de su carrera y le preguntaron si se le ocurría algún elemento extra que pudiera servir para la sesión de moda que estaban realizando. "Una Boa constrictor" fue su respuesta.

 

RichardAvedon

 

Pero Kinski no era la única que se hallaba en la cumbre de su carrera en aquel set de Los Angeles. Si ésta estaba rodando con los grandes directores de vanguardia del momento como Wim Wenders y Polanski; el legendario Richard Avedon había sido el protagonista de la retrospectiva sobre fotografía más grande realizada nunca en el MET (Museo Metropolitano de Arte de Nueva York). La mísmisima editora de Vogue America, Diana Vreeland le había encargado disparar esta sesión.

La química creativa entre fotógrafo y actriz se respiraba en el ambiente, por lo que la sugerencia de la alemana fue aceptada sin problema por Avedon.

Nastassja posó desnuda con toda tranquilidad tumbada durante horas sobre el frío suelo con la boa enredada en su cuerpo, mientras el fotógrafo escapaba de su zona de confort pues no estaba acostumbrado a realizar fotografías eróticas.

No se pretendía que las imágenes lo fueran, pero sin quererlo desprenden sensualidad de una forma tan sutil como sugerente.

Después de un par de horas para conseguir los movimientos deseados de la serpiente, justo cuando el equipo comenzaba a impacientarse, la constrictor se deslizo por las curvas de la sex symbol de 21 años, formando la composición perfecta.

Mientras Avedon tomaba las fotos, la víbora mostraba sus colmillos y se acercaba con su lengua queriendo besar a su compañera de escena como si de una Eva en el Paraíso moderna se tratara.

"¡Tenemos la foto!" se escuchó justo cuando la lengua de la serpiente entraba en el oído de la actriz. La sesión había terminado, convirtiéndose inmediatamente después de su publicación en una referencia para los amantes de la fotografía y un objeto de deseo para todos los adolescentes de la época de cuyas habitaciones se convirtió en el póster de moda.

 

Interesante, ¿verdad? Os recomendamos este artículo sobre el mismo autor:

Rudolf Nureyev fotografiado por Richard Avedon

Rudolf Nureyev Richard Avedon

h/t: Another

 

Cultura Inquieta logo