sexo

Las esculturas eróticas de plastilina de Tatiana Brodatch

Caras sin rasgos, con looks muy penetrantes es la característica principal de estas piezas. La relación con el otro, las reflexiones personales, dudas y vacilaciones típicas de la naturaleza humana se vuelven tangibles y reales, creando un aura vibrante que parece viva, alrededor del contorno del cuerpo, tan perfectamente imperfecto.

Sapiosexual. Cuando quien seduce es la inteligencia

Las caras de la seducción son múltiples y misteriosas, y cada uno es atraído por aspectos diferentes del otro. Hay quien mira la sonrisa, los que se fijan en la gestualidad, otros en la simpatía. Y luego están los que se quedan totalmente deslumbrados por la inteligencia.

Cultura Inquieta logo