Mala Rodríguez

MALA RODRÍGUEZ, en la jornada hip-hop y reggae del Festival Cultura Inquieta Getafe 2014.

Plaza de toros de Getafe. Apertura de puertas: 20:00h. Mad Division 20:30h.  El Chojín 21:00h. Morodo: 22:15h aprox. Mala Rodriguez 00:15h aprox.

Entradas: 20 EUR anticipadas / 25 EUR en taquilla

La compra de entradas está sujeta a la aceptación de las condiciones generales de venta.

En caso de acudir con menores de edad, rellenar este formulario

CULTURA INQUIETA ENTREVISTA A MALA RODRIGUEZ


Mala Rodríguez actúa el sábado 12 de julio en el Festival Cultura Inquieta de Getafe

“Lo que más me preocupa es la falta de educación y la ignoracia”

La cantante gaditana es el cabeza de cartel de una intensa noche a ritmo de rap con Morodo y El Chojín

Con el objetivo a corto plazo de volver pronto al estudio, a pesar de que su último trabajo, ‘Bruja’, sigue dándole muchos réditos allá por donde va, Mala Rodríguez vive un momento dulce en su ya dilatada carrera, y se siente “feliz” con lo que hace, viviendo el presente y dejándose llevar en cada una de sus actuaciones. La cantante y compositora gaditana es cabeza de cartel de una intensa noche con sabor a hip-hop y ritmo de rap y reggae en el Festival Cultura Inquieta de Getafe, con Morodo, El Chojín y Mad Division como escuderos de la consagrada artista.

-¿En qué momento creativo se encuentra?
-Almacenando datos, dentro de poco iré al estudio a grabar.

-Dígame tres buenas razones para escuchar ‘Bruja’, su último disco.
-Es como una charla a oscuras en la cama, íntimo, original y rotundo.

-¿De qué manera se siente usted bruja?
-En la manera en que hago mi magia.

1

-¿Es ‘Bruja’ una vuelta a sus orígenes después de ‘Dirty Bailarina’ y ‘Malamarismo’?
-Siempre vuelvo ahí cuando me pierdo.

-¿Para qué puede ser útil hoy su música?
No sé a ti, pero a mí me hace feliz.

-¿Qué es lo más importante para usted a la hora de componer?
-Vomitar.

-¿A quién ha estado escuchando últimamente? ¿Cuáles son sus influencias?
-Desde niña escucho una mezcla extraña que va de Camarón a Pink Floyd, pasando por Rocío Jurado y Miles Davies… Luego llegó el rap en el 94 a mi vida, y no he parado de seguir buscando sonidos, formas… Últimamente he escuchado a Death GripS, Bonobo y Dengue Dengue Dengu!

-¿Le gusta que su música escandalice a ciertos sectores?
-Eso siempre es divertido.

-¿Qué es lo que más le preocupa?
-La falta de educación, la ignorancia.

-¿Qué sería de usted si no pudiera escribir esas letras tan impulsivas y a la vez tan honestas?
-No lo sé.

-¿Intenta usted comprender al ser humano?
-Cada día.

-¿Qué importancia tiene el amor en sus composiciones?
-La justa.

-¿Con qué ánimo llega usted al Festival Cultura Inquieta?
-Con las mismas ganas de siempre, quiero dejarme llevar por el momento, compartir con la gente que viene a ver el show… ¡Volar!

-Usted tiene muchos fans en Getafe. ¿Qué tiene preparado para la noche de su concierto?
-Los temas de ‘Bruja’ y otros que no pueden faltar, el show es un viaje al que todos están invitados a hacer conmigo.

© Cultura Inquieta / Daniel Leguina

la-mala

De MALA RODRÍGUEZ hemos oído cosas como que es un huracán. Una cantante irreverente. Una provocadora, una artista difícil, complicada pero muy personal. Que intimida con sus rimas alborotadoras, con su pose a veces insolente, siempre contestataria. Se ha dicho que va siempre a contra corriente. Que no tiene pudor ni es políticamente correcta. Ni con el mundo musical en el que es ya una figura internacional. Controvertida y apasionada. Explosiva y siempre carismática. Esto y mucho más sobre La Mala. Y eso que a este su nuevo álbum lo ha titulado Bruja.

Mala Rodriguez es aquella rapera que llegó de Sevilla (nació en Jerez) e irrumpió en la escena del hip hop como un torbellino indomable y arrebatador. La que dió personalidad al género mezclándolo con un toque propio de flamenco y una poderosa fuerza escénica. Desde entonces, 1999, ha ido grabando canciones brillantes y personales. Moldeando su carrera al compás de su vida, recorriendo escenarios marcando cada minuto. Con una intensidad a veces desbocada y siempre magnetizante. Porque ella es mucho más que su imagen. Una creadora sensible, tenaz e imperturbable.

Bruja es el quinto disco en su biografía. Se ha tomado tres años desde su anterior Dirty Bailarina. El resultado es una vibrante colección de canciones con productores distintos y perspectivas múltiples de su talento. Mala ha vuelto. Por fin. En estado puro. El festival Cultura Inquieta se prepara para recibirla y disfrutarla.

2

Cultura Inquieta logo