Duras imágenes sobre las condiciones de vida de los enfermos mentales en Indonesia

Según la fotógrafa de New York, Andrea Star Reese, fue fácil comenzar esta serie documental, en la que continúa trabajando, sobre las condiciones de los enfermos mentales en Indonesia y que le ha llevado a hogares, escuelas, refugios y hospitales, en los que cientos de personas viven en terribles condiciones porque se cree que sufren alguna enfermedad mental. "Lo dificil es dejarlo" reflexiona Reese. "no puedo abandonar esta historia".

Esta serie de largo recorrido, llamada Disorder, con la que Reese espera concienciar y ayudar a generar un cambio positivo en la atención a los enfermos mentales de indonesia, sirve como recordatorio de cuán poderosa puede ser una simple imagen. 

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales Agus canta en su celda, los celadores no le dejan salir por temor a que escape, así que su celda se ha convertido en su hogar permanente

 

Las imágenes de esta serie son muy duras. Fotografías de personas enjauladas durante años, niños que han muerto tras recibir una ducha. La tragedia es el denominador común, hombres y mujeres pasan los días encadenados a las paredes como perros, una práctica tradicional en Indonesia llamada pasung. Los pacientes cantan durante la noche para evitar la soledad y se alejan de la luz en las sucias habitaciones sin muebles, en las que las puertas rara vez se cierran para otorgar privacidad. Sin embargo, estos lugares ofrecen un refugio sobre el sentimiento de vergüenza en una sociedad en la enfermedad mental está estigmatizada.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 2
Las alucinaciones de Evi comenzaron cuando tenía quince años. Sus padres costearon la cama de madera

 

Se estima que hay más de 19 millones de personas con discapacidades psicosociales en Indonesia. "Todavía hay médicos que sólo usan una prescripción y un diagnóstico: loco", agrega Reese. De hecho, muchos de los que se encuentran en estas instalaciones no han recibido un diagnóstico y ni siquiera saben que podría haber un tratamiento, lo que acaba con las pocas esperanzas que pudieran haber tenido. Esta impactante serie revela las devastadoras consecuencias que acarrea el hecho de no tener acceso a un tratamiento decente y a medicamentos.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 3

La Fundación Galuh en Yakarta, Indonesia tiene licencia del gobierno. Nadie es rechazado, pero el gobierno sólo proporciona dos meses de comida, no hay habitaciones, sólo un pabellón en forma de jaula, donde hombres y mujeres están separados por una pared de alambre.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 4

Anne lleva diez años en una habitación sin ventanas, según su padre no necesita comer mucho, a ella le gustaba correr, pero ahora no puede ponerse de pie.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 5

Mantener a los pacientes en celdas se ha convertido en una práctica común.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 6

La falta de alimentos es una realidad a la que los pacientes deben enfrentarse a diario.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 7

Los pacientes sufren carencias de alimentos, ropas, ejercicio e interacciones sociales.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 8

Al no haber financiación para cosas básicas como la alimentación, otros proyectos más caros como el mantenimiento de las instalaciones, están fuera de discusión.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 9

La vida de los pacientes está limitada a un espacio confinado en el que lo hacen todo: comer, dormir, ducharse.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 10

Una joven sufriendo el pasung en la Fundación Bina Lestari. Con una pierna y un brazo encadenados. 

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 11

Pondok Pesantren Bina Ahlaq, es considerado un internado y requiere una matrícula. Lo que una vez fue una escuela de Silat (arte marcial) ahora aloja a cerca de 200 estudiantes que sufren discapacidades mentales.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 12

Saimun, de 40 años, no puede hablar. Ha vivido con su pierna encadenada a un tronco de madera durante cinco años. Tiene un hermano también mentalmente discapacitado. Su madre debe cuidarlos sola. Dependen completamente de la buena voluntad de sus vecinos que proporcionan alimento para la familia.


 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 13

Muchos hombres y mujeres que sufren enfermedades mentales vagan por por las calles y carreteras de Indonesia, perdidos o abandonados por sus familias.

 

Andrea Star Reese fotos perturbadoras enfermos mentales 16

Saepudin vivió encadenado, una forma tradicional de Pasung, durante 9 años. Fue confinado en una habitación trasera de su casa familiar en Java Occidental. Las piernas de Saepudin se atrofiaron por el desuso.


via Andrea Star Reese / FBfeatureshoot

Cultura Inquieta logo