Una inmersión de vértigo entre dos placas tectónicas continentales

El fotógrafo Chris Eyre-Walker se sumerge en aguas islandesas para fotografiar la grieta Silfrugjá.

 

Chris Eyre Walker Grieta Silfra Cultura Inquieta 1

 

Chris Eyre-Walker es un apasionado de la adrenalina y la aventura, un afortunado que ha conseguido convertir su hobbie favorito en su profesión. Se mueve por el mundo haciendo fotografías de sus viajes, visitando distintas comunidades, siempre en busca de lo auténtico, y conociendo a apasionados que como él se pierden en la naturaleza y se olvidan del reloj mientras respiran aire fresco lejos de cualquier gasolinera.

 

Chris Eyre Walker Grieta Silfra Cultura Inquieta 3

 

De entre todos los lugares que este fotógrafo belga de 26 años ha visitado, hoy destacamos la inmersión que realizó con su equipo el 8 de agosto de 2016 en el lago Þingvallavatn para fotografiar la grieta Silfrugjá (Silfra), donde se unen las placas tectónicas de Norteamérica y Eurasia.

La zona accesible para visitar la falla se encuentra en el Parque nacional Þingvellir de Islandia, un valle situado al suroeste del país que fue declarado patrimonio de la humanidad en 2004 debido a su importancia histórica y geológica. Este lugar se caracteriza por ser uno de los pocos rincones del mundo donde se puede observar a simple vista y gracias a la claridad de sus aguas, la deriva continental.

 

Chris Eyre Walker Grieta Silfra Cultura Inquieta 2

 

Cada año, las placas se separan unos 2 cm, lo que incrementa la tensión física entre las plataformas continentales, una fuerza que solo se libera con los terremotos que se repiten una vez cada diez años aproximadamente.

 

Chris Eyre Walker Grieta Silfra Cultura Inquieta 4

 

Chris Eyre Walker Grieta Silfra Cultura Inquieta 6

 

Chris Eyre Walker Grieta Silfra Cultura Inquieta 5

 

via Chris Eyre-Walker Web | Facebook | Instagram | Twitter

Por Adela M. Sevilla

 

Cultura Inquieta logo