Robert Herman y sus fotografías callejeras ochenteras de una Nueva York vibrante

Si los filtros o la Polaroid cambiaron la visión de la industria fotográfica, Kodachrome fue supuso una enorme revolución dentro del mundo fotográfico en su momento.

Gracias a su composición química y de revelado, los colores saturados, brillantes, etc... hacía que fotógrafos amateurs consiguiesen unos resultados más vistosos hasta entonces más difíciles de conseguir (podríamos catalogar a la Kodachrome en su momento como fue la salida de los filtros en fotografía móvil).

 

Robert Herman fotografia 1

 

En 2009 la empresa Kodak, en una de sus múltiples acciones de deshacerse por temas económicos de su división de fotografía química, dejaba de fabricar este tipo de película en todas sus vertientes (diapositiva y negativo). Pero no hay que olvidar que algunos fotógrafos, como Steve McCurry o William Eggleston, consiguieron hacerse muy famosos gracias a esos colores vivos y atractivos al ojo con algunas de sus fotografías.

El fotógrafo neoyorquino Robert Herman fue uno del puñado de fotógrafos que supo exprimir como nadie las virtudes de esta película fotográfica combinada con la inigualable fascinación que produce la ciudad de Nueva York.

A menudo, los edificios, las cosas o las personas transmiten luz, empatía y una gran perspicacia que debe mostrarse al mundo, como lo que demuestran las fotografías de Robert Herman.

Robert Herman ha sido un fotógrafo callejero desde su etapa como estudiante de cine de Nueva York a finales de los años 70. Autor de dos monografías, una de ellas es esta colección de fotografías de la ciudad de Nueva York, tomadas en la ciudad de Kodachrome entre 1978-2005. 

En ellas, se demuestra un gran despliegue creativo, que escupe a través de su formación e influencias cinematográficas. Sus largos paseos por la ciudad junto a su indispensable cámara dan como resultado estas ejemplares fotografías. 

 

Robert Herman fotografia 3

 

"Me sentía una persona muy vulnerable", recordaba en 2013. La fotografía fue mi intermediario entre mí y el mundo. Estaba tratando de encontrar la paz vagando por la ciudad, y después de un tiempo, te encuentras en un espacio zen y el mundo parece que se ralentiza. Cuando te sientes como un extraño, notas cosas por las que otras personas simplemente pasan ".

Para Herse, caminar y perderse es un escape maravilloso y trata de captar los diferentes momentos que pasan ante nuestros ojos y que a menudo no nos damos cuenta comos son "los edificios, las cosas y las personas que lo hacen con luz, empatía y perspicacia", puntualiza.

 

Robert Herman fotografia 2

Robert Herman fotografia 4

Robert Herman fotografia 5

Robert Herman fotografia 6

Robert Herman fotografia 7

Robert Herman fotografia 8

Robert Herman fotografia 9

Robert Herman fotografia 10

Robert Herman fotografia 11

Robert Herman fotografia 12

Robert Herman fotografia 13

Robert Herman fotografia 14

Robert Herman fotografia 15

Robert Herman fotografia 16

Robert Herman fotografia 17

Robert Herman fotografia 18

Robert Herman fotografia 19

Robert Herman fotografia 20

Robert Herman fotografia 21

Robert Herman fotografia 22

Robert Herman fotografia 23

Robert Herman fotografia 24

Robert Herman fotografia 25

Robert Herman fotografia 26

Robert Herman fotografia 27

Robert Herman fotografia 28

Robert Herman fotografia 29

Robert Herman fotografia 30

Robert Herman: Web | Instagram | Facebook

h/t: designyourtrust

 

Cultura Inquieta logo