Peter Lindbergh, el fotógrafo de las imágenes imperecederas

Tenemos el corazón encogido, nos ha dejado el gran Peter Lindbergh y los amantes de la fotografía nos sentimos hoy un poco huérfanos.

 

Lindbergh

 

"Considerado pionero en su arte, Peter supo redefinir la fotografía de moda contemporánea y sus estándares de belleza sublimando a las mujeres de todas las edades", ha indicado su estudio en un comunicado.

La misma fuente publicaba que esta mañana publicaba la inesperada y desoladora noticia de su muerte.

 

Lindbergh3

Lindbergh1

 

Muy vinculado a la moda, Naomi Campbell, Claudia Schiffer, Cindy Crawford o Linda Evangelista se pusieron en no pocas veces delante de su objetivo, pero también los personajes más relevantes del cine o la cultura.

Casi siempre en blanco y negro, los retratos del fotógrafo no necesitaban más que ropa básica, que no llamara la atención (a menudo camisas o camisetas blancas y jeans) y una buena luz para capturar la parte más bella y el alma de todas y cada unas de las personas que se sentaban frente a él.

Lindbergh era el fotógrafo de la belleza en su vertiente más pura y elegante, creador de imágenes que nunca pasarán de moda.

 

Lindbergh9

 

Posteriormente anexionada a Alemania, el fotógrafo nació en Lissa (perteneciente a Polonia en aquel momento) en 1944. Hijo de un vendedor de caramelos, se fue a Berlín para estudiar Bellas Artes, enamorándose de la pintura de Van Gogh. 

De hecho, fue el seguir sus pasos lo que le llevó -haciendo autostop- a Arles antes de instalarse en París y Nueva York.

Fue allí dónde entró a trabajar en la revista Stern junto a Helmut Newton o Guy Bourdin, aunque pronto se desmarcó con su propio estilo. 

Un estilo más cercano a la fotografía documental, sin artificios y sin color como el mismo explicaba, “cuando un rostro está cerca de la perfección, retratar en color le resta mérito”.

 

Lindbergh15

 

Lindbergh fue muy crítico con el mundo de la moda al que comparaba "con una vaca que come algo, lo escupe, lo vuelve a masticar y vuelta a empezar", así como con los canones de belleza imperantes "La imagen que se envía de las mujeres es escandalosa. Con 'photoshop' se crean robots, como si fuera una ventaja medir 1,80 metros y pesar 45 kilos. Esa norma nos lleva al fin de la civilización", declaraba.

Aún así, las revistas y marcas de moda eran los primeros en contratarle y aceptar sus condiciones del juego, entre ellas la de no utilizar apenas retoque fotográfico y la de poder trabajar la fotografía desde la intimidad necesaria para capturar la esencia de los modelos y personajes que iba a fotografiar. 

Nos deja un montón de fotografías inmortales, de esas que nunca nos cansaremos de mirar. Gracias, maestro, buen viaje. Te echaremos de menos.

 

Lindbergh4

Lindbergh2

Lindbergh5

Lindbergh7

Lindbergh8

Lindbergh11

Lindbergh10

Lindbergh12

Lindbergh16

Linbergh18

Lindbergh18

Lindbergh17

Lindbergh6

Lindbergh14

 

 

 

Cultura Inquieta logo