"La despedida", el emotivo homenaje de una fotógrafa a sus padres a lo largo de los años

Todos sabemos lo que siente cuando se acerca ese momento de decir adiós. Un estado de nervios mientras hacemos las maletas, un nudo en la garganta y una mueca forzada que intenta parecer una sonrisa. Hablamos de ese momento difícil en el que toca despedirse de las personas a las que queremos. 

  

Leaving and waving 7 1991

 

Un recuerdo de mi infancia es ir a las fiestas del pueblo, con mis abuelos paternos. Al acabar, siempre a finales de septiembre, nos ivadía una nostalgia infinita. El olor de la tierra mojada era el indicador de que se acercaba el momento de subir al coche, de cerrar ventanillas y de dejar a los abuelos en la puerta de su casa, con los ojos iluminados y diciendo adión con sus manos arrugadas por el tiempo.

El coche arrancaba y los abuelos se iban haciendo cada vez más pequeños hasta que desaparecían en el horizonte. El llanto por todo lo que se quedaba atrás era tan inevitable como que cayera la noche. Mis padres encendían la radio como un bálsamo contra la tristeza, quizá había fútbol, quizá noticias, ninguna de estas cosas nos importaban entonces.

Nos quedábamos fritas hasta llegar a casa. Atrás quedaba el pueblo, las fiestas, el verano y nuestros abuelos. 

 

1

 

Ahora de mayores, la historia se repite con nuestros padres, ellos son los que se hacen pequeñitos conforme se pone en marcha el tren. Por eso me ha emocionado profundamente esta serie fotográfica a cargo de Deanna Dikeman, una fotógrafa que regresó a casa para ver a sus padres en Sioux City, Iowa.

Cuando se fue, caminaron con ella hasta el borde de su mundo en común y le dijeron adiós. Deanna, se dio cuenta de que estos momentos fugaces estaban llenos de emoción, cuando el aire se cierne sobre los seres queridos como una burbuja de jabón a punto de estallar antes de que el tiempo intervenga y haga que todo avance. Entonces hizo una fotografía. Y no dejó de hacerlas cada vez que iba a visitarlos. 

 

1992

Leaving 11 1995

  

"Durante 27 años, tomé fotografías mientras me despedía" escribe Deanna. "Comencé en 1991 con una instantánea rápida y seguí tomando fotografías en cada despedida.  Nunca me propuse hacer esta serie. Hacía estas fotografías como una forma de lidiar con mi tristeza al irme. Poco a poco se convirtió en nuestro ritual de despedida. Cuando descubrí la serie de fotografías acumuladas de ese momento de decir adiós, pensé que debía compartirlas.

"En 2009, hay una fotografía donde mi padre ya no está allí. Falleció unos días después de su 91 cumpleaños. Mi madre continuó diciéndome adiós. Su rostro se volvió más triste con mis partidas. En 2017, mi madre tuvo que mudarse a una residencia.  Durante unos meses, fotografié las despedidas desde la puerta de su apartamento. En octubre de 2017 falleció. Cuando me fui después de su funeral, tomé una fotografía más, de la entrada vacía. Por primera vez en mi vida, nadie me devolvió el saludo ".

 

199696

 

1997-1998

1996

 

2000-2001

2000 2001

 

2001

orbey dikeman07 

 2002-2004

Captura de pantalla 2020 03 18 a las 10.04.49

 

2006

2006

 

2008 

2008

 

2009

Captura de pantalla 2020 03 18 a las 10.09.41

 

2013

2013

 

2014-2015 

2015

 

2017

2017

 

2017

orbey dikeman23

 

"Siempre es más difícil que te dejen atrás que ser el que se va" -Brock Thoene

 

 

Texto, por Silvia G.

 

Deanna Dikeman: Web

 

Cultura Inquieta logo