Las guardianas de los museos de Rusia o el arte de proteger el arte

Son las personas que pasan desapercibidas en las pinacotecas y salas de exposiciones, pero tan necesarias como las obras que en ellas se muestran. El fotógrafo Andy Freeberg captura con su cámara a esta discretas figuras.

Una guardiana de un museo aparece sentada cuidando un cuadro

Andy Freeberg

 

Donde todos miramos hacia los cuadros o esculturas, él gira la vista hacia quienes custodian los museos. En la fantástica serie "Russia's Lady Museum Guards", Freeberg retrata a estas cuidadoras del arte. A diferencia de las personas que ejercen esta profesión en los EEUU, las guardianas rusas no van uniformadas, están sentadas y son en su mayoría mujeres mayores.

Detrás de ellas, muchas historias: «Una mujer de la Galería Estatal Tretyakov de Moscú dijo que a menudo regresa allí en su día libre para sentarse frente a una pintura que le recuerda la casa de su infancia. Otro guardia viaja tres horas al día para ir al trabajo, ya que en casa se sentaba en el porche y se quejaba de sus enfermedades, "como hacen las ancianas". Preferiría estar en el museo disfrutando de la gente que mira, rodeada de la historia de su país», comparte el fotógrafo.

 

Una mujer sentada en un lateral de la estancia cuida los cuadros que hay en la misma
Andy Freeberg

 

Freeberg posiciona a las guardias del museo al mismo nivel que las obras de arte que hay en él. Los encuadres, su ropa, la expresión de sus rostros, todo parece pensado para las imágenes aunque no lo esté.

Durante el período entre 2008 y 2009, Freeberg hizo tres viajes para trabajar en este proyecto después de observar por primera vez a los guardias en el Museo del Hermitage en San Petersburgo, Rusia. Allí es donde aprendió que la mayoría de estas mujeres son jubiladas y entrevistó (con ayuda de un traductor) a varias de ellas, incluidas una ex dentista, un economista y un archivero. También descubrió que se sienten orgullosas de su trabajo y de cuidar del arte.

 

Guardiana museo cuidando un cuadro

Andy Freeberg

 

“Me fascinó cómo estas mujeres hicieron que la experiencia del museo fuera más rica e interesante. Puedes inventar historias sobre su conexión con el arte que los rodeaba. Eso es también lo que sigue manteniendo mi interés en el mundo de las galerías: cómo las personas interactúan y eligen el arte que las rodea. Parece ser un rasgo humano universal", comparte Freeberg.

 

Mujer guardando esculturas en un museo
Andy Freeberg

 

Dos fotografías de mujeres guardando cuadros en diferentes museos

Andy Freeberg

Mujer vigilando las salas del museo

Andy Freeberg
Mujer de pie vigilando un cuadro
Andy Freeberg
Mujer guardando dos grandes esculturas entre las que está sentada
Andy Freeberg
Chica sentada vigilando la sala de un museo
Andy Freeberg

 

Andy Freeberg: Web | Instagram

 

h/t: Slate

 

Por