Las 300 fotografías seleccionadas del concurso "El verano de nuestras vidas" (7 de 7)

A finales de julio de 2021 lanzamos un luminoso concurso fotográfico, "El verano de nuestras vidas", organizado por Cultura Inquieta y con el apoyo de Iberdrola. El plazo de recepción de fotografías duró cerca de dos meses y la acogida ha sido espectacular, cerca de 23.000 fotografías presentadas y un nivel magnífico.

Aquellas, aquellos que veáis alguna de vuestras imágenes incluidas en este artículo y queráis que vuestra fotografía mencionada forme parte de la exposición fotográfica "El verano de vuestras vidas" que vamos a instalar en el Parque del Retiro de Madrid en del 15 de octubre al 14 de noviembre de 2021, por favor, mandadnos las fotografías antes del 24 de septiembre y en la mayor resolución posible, a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

portada 7

 

Nota importante: Dada la fabulosa acogida del concurso, hemos tardado dos semanas más de las a priori anunciadas en comunicar las fotografías mencionadas y ganadoras. Nos ha costado muchímo hacer estas selecciones. Tanto las fotografías ganadoras como las mencionadas bien podrían haber sido muchísimas más, dado el alto nivel de las fotografías participantes.

Además, no tenemos la certeza de que hayamos podido haber visto y valorado todas y cada una de las 23.000 fotografías dado que nos hemos encontrado con un error recurrente de Instagram a la hora de mostrar las imágenes con el hashtag #Elveranodenuestrasvidas.

Que valga este amplia miscelánea de imágenes como una muestra de vuestras diferentes maneras de observar el verano, la realidad y la vida.

 

 

 

 

A través de este concurso, nos habéis abierto las páginas de vuestros álbumes familiares, nos habéis invitado a flotar en las aguas de vuestros mares y a tomar el sol en vuestras playas. Nos habéis paseado por pueblos y ciudades bajo el sol estival e incluso nos habéis invitado a comer alrededor de vuestras mesas celebrando momentos únicos.

Ha sido tan maravilloso asomarnos a esas ventanas que nos devuelven postales de absoluto disfrute, que creemos conveniente, por reciprocidad, describiros con palabras lo que para nosotros significa el verano.

 

 

Hemos hablado de ventanas, pero el verano es, más bien, una puerta por la que caben miles de historias en cientos de puntos geográficos y de emociones que suceden en todas partes y en uno o una misma.

El verano es un estado en el que los meses a ratos transcurren a toda velocidad, y en ciertos momentos se relentizan para que podamos balancearnos en ellos y abrazar sentimientos que durante la rutina no tienen lugar. Vuestras fotografías nos reafirman en nuestra idea: reivindicar siempre el verano. 

El helado, tan consumido en verano, es una metáfora en sí mismo. Por la temperatura y por el ansía de vivir, se funde. Hay que comérselo rápido, pero no tanto como para no disfrutar de su sabor.

Los veranos tienen que ser veloces y lentos como las siestas que se alargan eternamente o los amoríos adolescentes bajo la luz de una feria. El verano, además de ser dulce, es caleidoscópico. Con un leve gesto, cambia la luz y las formas y nos transforma. Es un viaje interior de unos meses que nos devuelve al otoño algo más morenos y mucho más sabios. 

Nos llevamos de este verano una promesa: que falta menos para que empiece el siguiente. Lo estamos esperando. 

 

 

"El sabor de la libertad bajo la media luna de plata, las nubes anaranjadas, el cielo crepuscular. Los atardeceres de agosto parecen eternos; el viento, por momentos azorado, por momentos sereno, se viste con las mejores galas del ocaso. Los colores cambian con dulzura, la brisa fresca regresa, y casi sin pretenderlo, el otoño se va abriendo paso sigilosamente. Agosto es un mes para nostálgicos" - avifors_

 

 

Con la colaboración de Iberdrola

 

Por 

 

Cultura Inquieta logo