Las fotografías de Michael Bailey-Gates son un canto a la libertad de ser

Con una exposición individual y el lanzamiento de una monografía complementaria este mes, el fotógrafo estadounidense Michael Bailey-Gates habla sobre la identidad y la profunda búsqueda de la alegría.

 

michael bailey gates

 

No es fácil ser un puñado de  cosas a la vez. íntegro pero teatral, nostálgico e hipermodernp, la fotografía de Michael Bailey-Gates, de alguna manera, se las ingenia bien para lidiar con estas peculiaridades del ser.

Lanzada este mes en la Ravestijn Gallery de Ámsterdam, A Glint in the Kindling sería la primera exposición individual y monográfica del artista estadounidense. Es un poco sorprendente para aquellos que han seguido su carrera hasta ahora: a través de innumerables comisiones de revistas, campañas para Valentino y AMI Paris, y colaboraciones con Eckhaus Latta y los Archivos de Greer Lankton. Las fotografías de Bailey-Gates han parecido durante mucho tiempo poco adecuadas para las paredes de las galerías.

 

michael bailey gates2

 

Modelos, leyendas de East Village y amigos de toda la vida aparecen con varios sombreros, pelucas y, en ocasiones, desnudos. De vez en cuando, Bailey-Gates también entrará en acción en su propia serie. Aunque meticulosamente escenificada, cada imagen se ve tocada por el brillo de la espontaneidad: manchas, muecas o sonrisas adornan la sobriedad vestida de blanco y negro.

Al mudarse a Nueva York, se sumergió de lleno en el universo queer de la ciudad.  Como resultado, Bailey-Gates se ha puesto manos a la obra para crear un mundo que luche por la libertad de ser y de existir como a cada una le lata.

Aquí Bailey-Gates experimenta esta sensación de libertad, la de predecir el futuro y el placer de trabajar con amigos.

 

michael bailey gates4michael bailey gates5michael bailey gates6michael bailey gates7michael bailey gates8michael bailey gates9michael bailey gates10

Michael Bailey-Gates: Instagram

h/t: AnOther

Por 

 

Cultura Inquieta logo