Pantalla Inquieta, 10 películas para pasar La noche de muertos

Pantalla Inquieta quiere aprovechar la festividad de Los Santos y La Noche de los Muertos para alimentar esa manía adquirida de ver cine de terror.

 

 40894331102d3fb2c91fb7a770e0288b Generic

Para ello hemos elaborado nuestro particular ranking de películas de miedo, pero desde un prisma particular; no hemos realizado el típico top ten plagado de asesinos enmascarados, calabazas, niñas poseídas, hoteles encantados de largos pasillos, psicópatas quemados de pesadilla o asesinos del más allá dispuestos a cumplir venganzas milenarias que dan para sagas interminables, ni truco, ni trato, hemos querido ahondar en un miedo más realista, en un terror del más acá.

Ciñéndonos a la máxima que reza “no hay que tener miedo de los muertos, sino de los vivos” queremos, a través de 10 títulos, iniciaros en un viaje por la parte oscura e inmoral de la mente humana, la que esconde nuestra parte más retorcida y bizarra para que todos recapacitemos sobre la idea de que el verdadero miedo es el que es capaz de sembrar el ser humano en su versión más corrupta y atroz. Ésto va de terror real y cotidiano, ese que produce verdaderos escalofríos o nos hace plantearnos cuestiones recónditas, y es sólo una mínima muestra.

Pasen y piensen.

 

GREEN ROOM (Jeremy Saulnier, 2015)

El asfixiante juego del gato y el ratón en un espacio reducido, donde el gato es un grupo de neonazis y el ratón los miembros de una banda de punk en un ejercicio de suspense y violencia que pone a prueba la musculatura estomacal. ¿Hasta dónde serías capaz de llegar para sobrevivir?.

GREEN ROOM

 

EL HIJO DE SAÚL (László Nemes, 2015)

Nunca se había rodado el holocausto nazi de manera tan cruda, y no por las imágenes, sino porque es un experimento que te invita a vivirlo en primerísima persona. ¿Todos somos un poco Saúl?.

EL HIJO DE SAUL

 

EX MACHINA (Alex Garland, 2015)

El hombre a lo largo de su historia, llevado por un pensamiento narcisista de control, ha sido experto en inventar cosas ideadas y diseñadas para autoextinguirnos, un claro ejemplo sería la inteligencia artificial que se está perfeccionando a una velocidad pasmosa. ¿Será Ava, la cyborg protagonista de esta cinta, real en unos años?¿Es conveniente crear algo más perfecto que nosotros?

EX MACHINA

 

BIG BAD WOLVES (Aharon Keshales, Navot Papushado, 2013)

Respaldada por la campaña publicitaria gratuita que le hizo Tarantino, en el film conviven pedofilia (no explícita), venganza, humor negro, torture porn o gore y sobrevuela insistentemente sobre nuestras cabezas una pregunta ¿Cuántas veces hemos pensado en tomarnos la justicia por nuestra mano?.

BIG BAD WOLVES

 

AMOUR (Michael Haneke, 2012)

Haneke que es uno de los abanderados de la polémica y los bajos instintos, usa su cine para golpear sin anestesia, y ésta es su historia de amor, una que camina por dos aterradores caminos, el de la soledad y el del sufrimiento.

AMOUR

 

TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN (Lynne Ramsay, 2011)

No hay ranking que se precie sin niño/adolescente hijo puta, y Kevin es uno de los mayores hijos de perra que ha dado la última década. ¿Con la maldad se nace o la maldad se hace? ¿Es infinito el amor de una madre por su hijo?.

TENEMOS QUE HABLAR DE KEVIN

 

BLACK MIRROR (Varios directores 2011, 2013, 2016)

La serie más aterradora de la televisión no es “American Horror Story” es este parque de atracciones de la distopía totalmente aterrador por creíble y que está haciendo las delicias de todos los que creemos que estamos siendo testigos del germen de los futuros que nos plantea ¿Es el mañana o el hoy lo que “Black Mirror” nos propone?.

BLACK MIRROR

 

DOGVILLE (Lars Von Trier, 2003)

Von Trier que es todo un profesional retratando la escoria humana, en “Dogville” nos habla de la desconfianza que despierta Grace cuando llega nueva a un pueblo en el que la maldad se disfraza de habitantes idílicos que empiezan a replantearse sus principios y su moral según se desarrollan una serie de hechos. ¿Quién no tiene un precio o está libre del chantaje y la extorsión?.

DOGVILLE

 

IRREVERSIBLE (Gaspar Noé, 2002)

¿Acaso una violación no es de los actos más ruines y repugnantes que puede cometer el hombre?, no lo es menos que un director se atreva a rodar una en tiempo real y juegue con la sensibilidad del espectador poniéndola al límite. Gaspar Noé lo hizo, y era sólo el principio de una experiencia irreversible.

IRREVERSIBLE

 

HAPPINESS (Todd Solondz, 1998)

Si tuviéramos que elegir a un sólo director por saber crear incomodidad en el espectador, elegiríamos a Solondz, porque además el cabrón lo hace con gracia. Humor negro y ácido en la película que “American Beauty” quiso ser. ¿Cuántas veces os habéis sorprendido riéndoos de lo que no debíais?.

 

HAPPINESS

Gracias a Luís Alonso

 

Cultura Inquieta logo