Dos mares luchan entre sí en el Golfo de Alaska ¿Mito o realidad?

En los últimos años se ha hecho viral una noticia que asegura que las diferencias entre dos mares en el Golfo de Alaska no permiten que sus aguas se mezclen al entrar en contacto.

 

 

Las imágenes son increíbles y han recorrido todo el mundo. Sitios Web, blogs, medios de comunicación digitales y canales de televisión, han participado en la difusión de esta noticia, en la que aseguran que la diferencia de color entre ambas aguas en el Golfo de Alaska, se debe al choque de dos mares diferentes, sin embargo, esta formación geográfica no se desarrolla entre dos mares, se extiende sobre el Océano Pacífico.

Tanto en vídeos como en fotografías podemos observar como el océano parece estar dividido en dos por una línea de espuma bien definida que hace las veces de barrera y que marca la diferencia entre ambos lados a través del color de sus aguas. Una parte es azul cristalina, casi transparente, y la otra verdosa, más oscura.

 

Mares Alaska Cultura Inquieta 4

 

Esta manifestación natural causó furor y se ha difundido en los últimos tiempos hasta la saciedad. Se ha asegurado que el efecto visual se debía a que dos mares distintos con diferente naturaleza luchaban el uno contra el otro sin llegar a mezclarse. Sin embargo, la diferencia no se encuentra en el choque entre dos mares, ya que eso no es posible, sino en la presencia de eddies en la costa de Alaska.

Los eddies son remolinos que tienen cientos de kilómetros de diámetro. Son motores naturales generados por las corrientes y la convección oceánica que se encargan de distribuir las aguas y los sedimentos. En concreto, los remolinos junto a la costa de Alaska suelen transportar enormes cantidades de residuos glaciares y arcillas que han sido arrastrados por ríos como el Copper, de manera que, al llegar al mar, estos colorean y enturbian las aguas.

 

Mares Alaska Cultura Inquieta 2

 

A estas alturas, la pregunta que debemos hacernos es: ¿Realmente se mezclan las aguas que se mueven en estos eddies con el océano? Y la respuesta es un rotundo sí, por supuesto que sí, solo que no lo hacen justo en el momento en el que se encuentran. La diferencia de densidad, la temperatura y la salinidad, hacen que las aguas se comporten como dos elementos líquidos distintos, pero con el tiempo, ambas se homogeneizan y se mezclan. Mientras esto sucede, se producen unas barreras conocidas como termoclinas, unos muros naturales en los que tropiezan dos aguas con diferentes propiedades que se tocan sin llegar a mezclarse.

 

Mares Alaska Cultura Inquieta 3

 

No es un fenómeno único, ocurre en distintas partes del mundo, pero la barrera de Alaska se ha hecho especialmente conocida por la diferencia de color, causada por las arcillas glaciares que se incorporan al mar y avanzan bajo su superficie. A pesar de todo, como muchas otras cosas que tienen explicación científica, el mito sigue deambulando por las redes, y aún hoy en día es posible encontrar noticias de actualidad que hablan del tema como si se tratase de un hecho mágico, en el que dos mares luchan por ocupar el espacio del otro.

 

Mares Alaska Cultura Inquieta 1

 

Por Adela M. Sevilla

Cultura Inquieta logo