Un violador y su víctima se suben a un escenario para concienciar al mundo

La sociedad considera que una violación es un encuentro casual con un extraño que usa la fuerza para conseguir lo que quiere. Sin embargo, existen otras maneras de violar a una mujer y Thordis Elva lucha contra ellas cada día de su vida.

 

Thordis Elva conferencia TEDWomen2016 Cultura Inquieta 5

 

Thordis Elva es una periodista y escritora islandesa que en 2015 se hizo conocida gracias a las charlas que ofreció en su taller ‘Permanently Naked’. Durante todo el año, recorrió su país natal con la intención de crear conciencia social sobre los abusos sexuales y la discriminación sexual. Visitó escuelas, empresas, dio conferencias internacionales e incluso expuso sus ideas en instalaciones penitenciarias.

No es de extrañar su dedicación a un tema que, aún hoy en día, se trata como un tabú. A la edad de 16 años, Elva fue violada por su novio en la que fue su primera relación sentimental. Desde aquel suceso, su vida cambió por completo y tras enfrentar el trauma, nació en ella una incansable motivación que desde entonces, le mueve a trabajar por conseguir un cambio significativo en el pensamiento patriarcal mundial.

Un año más tarde, en octubre de 2016, Thordis se convirtió de nuevo en noticia. Esta vez, sorprendió tanto al público con su iniciativa que los medios de comunicación de todo el mundo no pudieron evitar hacerse eco del evento que protagonizaba.

La activista decidió participar en las jornadas TEDWomen, un encuentro que duró tres días en la ciudad de San Francisco, California, y en el que se ofrecieron distintas conferencias que pretendían empoderar a la mujer y analizar el pensamiento tradicional.
Lo que lo convirtió en un evento fuera de lo normal fue que Elva se presentó ante el auditorio acompañada de Tom Stranger, su violador.

 

Thordis Elva conferencia TEDWomen2016 Cultura Inquieta 6

 

En 1996, Stranger, un joven australiano que por aquel entonces tenía 18 años, conoció a Thordis en un viaje de intercambio a Islandia y comenzaron a salir juntos. Tras una noche de fiesta, Tom forzó a su aún virgen novia, que no entendía nada de lo que estaba pasando mientras sucedía. A los pocos días dejaron la relación y unos meses después, Stranger volvió a su país.

Aquel fue el inicio de un largo periodo de veinte años en el que ambos se vieron inmersos en un inmenso dolor que les sometía a base de remordimientos.

 

La gratitud que sentía hacia él pronto se convirtió en horror mientras procedía a quitarse la ropa y ponerse encima de mí. Mi cabeza se había aclarado, pero mi cuerpo todavía estaba demasiado débil para defenderse, y el dolor fue cegador. Creí que estaba siendo partida en dos.
Mi violación no se ajustaba a la idea de violación que había visto en televisión. Tom no era un loco armado: era mi novio. Y esto no sucedió en un callejón de mala muerte, sino en mi propia cama. En el momento que pude identificar aquello que pasó como una violación, él había vuelto ya a Australia. Así que pensé que no tenía sentido enfrentarme a lo que había pasado. Y además, me sentía culpable de alguna manera”.
Thordis Elva

 

Thordis Elva conferencia TEDWomen2016 Cultura Inquieta 4

 

Thordis sufrió durante nueve años las consecuencias emocionales de aquel suceso, hasta que un día decidió ponerse en contacto con su agresor por medio de una carta que sorprendentemente tuvo respuesta. Tom se sentía muy arrepentido y no sabía cómo disculpar sus actos. Desde aquel momento, comenzó entre ellos una relación de respeto basada en la honestidad que duró ocho años, tras los cuales, ambos se sintieron lo suficientemente fuertes como para encontrarse en persona y hablar sobre aquella fatídica noche en un intento por cerrar heridas y aceptar la dura tarea de perdonarse.

 

Por lo que sé ahora, mis acciones aquella noche de 1996 estuvieron totalmente centradas en mí mismo. Me sentía merecedor del cuerpo de Thordis. Había tenido influencias sociales positivas, pero en esa ocasión, elegí recurrir a las influencias negativas de aquellos que creen que las mujeres tienen un valor intrínseco inferior y que los hombres tienen un derecho tácito y simbólico de sus cuerpos.
Decirle a Thordis que la violé fue una forma de transferirme la culpa que ella sentía. Demasiado a menudo, la responsabilidad se atribuye a las supervivientes femeninas de la violencia sexual, y no a los hombres que la promulgan”.
Tom Stranger

 

Thordis Elva conferencia TEDWomen2016 Cultura Inquieta 2

 

Ambos han escrito juntos un libro titulado ‘South of Forgiveness’. En él, hablan de su demoledora experiencia y de cómo vivieron esas dos décadas de confusión y angustia diaria.

Aunque pueda parecer muy extraño, casi antinatural, los dos luchan en la actualidad mano con mano para lograr que la sociedad deje de ver la violencia sexual como un asunto de mujeres. La culpa no es de la víctima, es del agresor que busca excusas para, después de destrozar a alguien, seguir su vida como si nada.

 

via Thordis Elva Web | Facebook | Instagram | Twitter

Por Adela M. Sevilla

Cultura Inquieta logo