Prácticas de meditación que modifican la estructura del cerebro

La meditación es un ejercicio intelectual que se ha practicado durante miles de años por muchas razones. 

 

medcal express

 

Esta práctica despierta cada día más la atención de la neurociencia y la medicina por su gran impacto en la salud física y mental. De hecho, informes recientes publicados en la revista Science Advances demuestran que sus beneficios no se reducen al aumento de la empatía, la reducción del estrés y la ansiedad o la disminución del dolor, sino que la estructura del cerebro también se modifica. 

La autora principal del estudio, Tania Singe, directora del Departamento de Neurociencias Sociales del Instituto Max Planck para Ciencias Cognitivas y Cerebrales Humanas en Leipzig, asegura que: "La plasticidad cerebral aumenta en los adultos a través de una breve y concentrada práctica mental diaria que conduce a un aumento de la inteligencia social".

 

1 mentaltraini

 

En el estudio se reunieron a mas de 300 personas que participaron en 3 módulos distintos, cada uno de ellos centrado en un tipo diferente de meditación, una basado en la atención plena o mindfulness, y las otras dos, más enfocadas a la sociabilidad.

El resultado fue que en todos los casos el grosor del cerebro varió de tamaño en función del tipo de meditación. Y, aunque meditar en cualquiera de sus formas reduce el estrés, podemos enfocar un tipo de meditación a nuestros propios intereses o necesidades.

La plasticidad del cerebro varía gracias a la meditación. Un órgano capaz de adaptarse a nuevas situaciones a través del cambio, la construcción o la reducción de los puntos de contacto entre las células nerviosas. 

 

brain final

 

h/t: iflscience

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo