¿Existe la amistad a primera vista?

Ay.., amistad, ¡divino tesoro! Pero, ¿es posible sentirse amigo de toda la vida de alguien a quién acabamos de conocer? ¿Por qué hay personas con quiénes conectamos como si nos conociéramos de siempre y otras con las que no?.

 

friends culturainquieta

 

Un trabajo realizado por Social Psychological and Personality Science explica que una primera impresión positiva hace posible este "enamoramiento" amistoso de igual forma que ocurre con el amor.

Aunque no seamos conscientes, cuando conocemos a alguien por primera vez, realizamos rápidamente un montón de juicios para valorar si esa persona responde o no a nuestras necesidades.

¿Cuáles son estas expectativas? Se puede resumir en 3 puntos generales: que sea una persona que nos resulte divertida, con quien podamos disfrutar y nos lo pasemos bien; que nos proporcione apoyo emocional y que sea alguien leal, en quien podamos confiar.

 

ben duchac 66002

 

Kelly Campbell, profesora de psicología de la Universidad Estatal de California en San Bernardino, dirigió un estudio sobre lo que ellos llamaron "la química de la amistad", "una conexión instantánea y fácil entre amigos que hace que la relación parezca natural". Según sus investigaciones, las personas más amables y sociables son más proclives a sentir este tipo de flechazos.

Otro estudio publicado en la revista científica Nature explica que hay dos zonas del cerebro que se activan cuando conocemos a alguien nuevo: la amígdala y el cortex del cíngulo anterior.

La amígdala es una parte del cerebro muy vinculada con las emociones, mientras que el cortex del cíngulo anterior nos ayuda a tomar decisiones y a asignar valor a objetos y personas. Una vez que le damos valor a la persona, decidimos como dirigirnos a ella y si queremos que forme parte de nuestro círculo social.

Y decimos decidimos porque toda esta química de la amistad de la que hablamos esta determinada por un bagaje personal tal como la comparación y generalización con otra persona o un grupo de personas que ya conocemos; extrapolar nuestra última experiencia a todas las siguientes o hacer que un único rasgo nos determine la idea global sobre quien tenemos enfrente. Con lo que este feeling mágico de la amistad, en realidad se sustenta en todos estas veloces microdecisiones.

 

joseph pearson culturainquieta

 

Si este valor es positivo y hemos decidido que queremos incorporar al individuo en cuestión en nuestra vida, tendemos a seguir con esta decisión, por lo que la semilla de la amistad ya está plantada y hay probabilidades de que esa amistad se desarrolle.

Por el contrario si la primera impresión no ha sido buena y no estamos predispuestos a que la relación amistosa vaya adelante, es difícil que surja.

 

hannah rodrigo culturainquietaHannah Rodrigo

 

Aunque pueda sonar frío, de forma inconsciente los seres humanos establecemos relaciones basadas en nuestras expectativas de compensación en el futuro.

Nuestro tiempo y energía emocional es algo limitado, con lo que lo habitual es que lo empleemos con alguien que creemos que nos puede dar algo a cambio.

Cuando esto es mutuo es cuando surge la amistad, eso si, como la recoloquemos y cuidemos con el tiempo, es cosa nuestra y depende de ello que se consolide y perdure en el tiempo o que se pierda por el camino.

¡Muy importante!, no olvidemos que las amistades son necesarias para sentirnos plenos y que juegan un papel en nuestra vida que no puede ser sustituido ni por familiares, ni por pareja ni por nosotros mismos por mucho que nos guste y disfrutemos de la soledad.

Así que sí, contestando a la pregunta inicial, podemos decir que de alguna manera este maravilloso sentimiento de amistad a primera vista existe. ¡Qué viva la amistad!

h/t The Cut

 

 

Cultura Inquieta logo