¿Qué libro le regalarías a una mujer que está en la cárcel?

No es una interrogativa retórica. Queremos invitaros a pensarlo bien, sin juzgar; a haceros con el libro elegido, escribir en él una dedicatoria y enviárselo a las organizadoras de esta bonita iniciativa que se encargarán a su vez de hacérselo llegar al módulo de mujeres de la prisión de Estremera.

 

Captura de pantalla 2018 11 19 a las 17.21.52

 

"A las olvidadas" es una iniciativa de recogida de libros -con dedicatoria- organizada por Teta & Teta con el fin no solamente de alejar mentalmente a estas mujeres de su realidad, sino de dar visibilidad a un colectivo invisible para la sociedad y del que todas, de haber nacido en otro momento, en otro lugar, de habernos visto en otras circunstancias, podríamos haber formado parte.

 

¿Por qué?

Porque el sistema penitenciario está pensado y diseñado casi exclusivamente por y para el hombre. Solamente tres cárceles son exclusivas de mujeres, y el resto (39) son módulos de mujeres en cárceles de hombres.

En estos módulos las reclusas están mezcladas, independientemente de su delito con lo que esto supone (jóvenes, adultas, preventivas, penadas, primarias, reincidentes...). Su jaula es más pequeña no solo físicamente, sino emocionalmente. Su castigo va más allá de la privación de la libertad, en gran parte por el sentimiento de culpabilidad que les suele acompañar, especialmente en el caso de las que son madres, y también la sociedad solemos juzgarlas más duramente que a un hombre.

Ellas, nosotras, en la cárcel, tenemos menos aire, menos recursos, ningún protagonismo y más barreras para reinsertarnos. Es interesante conocer el dato de que la mayoría de los delitos de las mujeres están relacionados con el hombre (dependencia, violencia, encubrimiento...) y que cuando una mujer entra en prisión lo hace llevando consigo los problemas de su casa. Demasiado equipaje para un espacio tan pequeño...

 

Captura de pantalla 2018 11 19 a las 17.22.06

 

¿Es la primera vez que se pone en marcha?

No, "A las olvidadas" arrancó en Junio en Soto del Real y el resultado fue tan enriquecedor que sus organizadoras se han propuesto repetirlo una y mil veces, hasta conseguir llevar libros dedicados a todas las cárceles y módulos de mujeres de España.

Esta segunda entrega será el 30 de noviembre en la cárcel de Estremera, pero no se trata solamente de lo que sucede el día de entrega, sino de que tenemos constancia de que después las chicas siguen leyendo y comentando sus libros.

 

Captura de pantalla 2018 11 19 a las 17.35.20

 

¿Qué supuso este primer capítulo?

En la calle una respuesta esperanzadora por parte de 680 personas que hicieron llegar sus libros dedicados a las reclusas. Dentro, muchas emociones, agradecimiento, el necesario sentimiento de sentirse especial y dureza. Porque ser testigos de que la vida en la cárcel no es fácil, y menos, si eres mujer, es duro.

"Por primera vez hemos visto con un libro en las manos a mujeres que antes no tenían esa inquietud, el sentimiento de que algo nos pertenece, que es exclusivamente para nosotras..." cuentan en una carta de agradecimiento las mujeres del Módulo 13 de Soto del Real.

"Es muy bonito todo lo que estáis haciendo por nosotras. De verdad esto parece el cementerio de los vivos y el rincón de las olvidadas. Nos llena el corazón ver que hay personas que están pensando en nosotras. Hay errores en la vida que se pagan pero esto no quita que somos humanos" explica Flor, una chica rumana de 29 años.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Al final del encuentro con las reclusas de Madrid V, una de ellas pidió la palabra para dejarnos mudas. Os presentamos a Merci, nigeriana, muy alta, se rió mucho con el microshow de @ajomicropoetisa pero tenía la mirada herida. Merci se puso de pie y nos dio este mensaje para todas las personas que nos enviasteis un libro dedicado #alasolvidadas . Un mensaje que por fin podemos compartir con vosotras y que resume muy bien por qué estamos peleando lo que estamos peleando. Es duro, da fuerza. - ¿Sabéis? La diferencia entre una cárcel de mujeres y un módulo de mujeres en una prisión de hombres es, entre otras cosas, que las presas están todas mezcladas. Es decir, no importa la gravedad del delito que hayan cometido, por falta de espacio están todas juntas, mezcladas, revueltas. Podéis sacar conclusiones. - Seguimos remando y seguimos soñando con seguir. Porque no hay día que no recordemos este día en Madrid V. No hay día que no pensemos en la población reclusa femenina ni en las cinco semanas de libros y dedicatorias que vivimos. No hay día que no nos digamos: por nosotras, nos quedaríamos a vivir una larga temporada en “A las olvidadas”. - Seguimos ??? (Ilustración de @tuchi_studio en directo el día de la entrega de libros.)

Una publicación compartida de teta & teta (@tetaandteta) el

 

Quiero participar, ¿cómo lo hago?

1. Piensa en el libro que te gustaría hacerles llegar y el motivo, y por supuesto, que no juzgues. Ponte en sus rejas.

2. Hazte con el libro elegido -puede ser nuevo, de segunda mano o tuyo- y escribe una dedicatoria.

3. Envíalo antes del 25 de noviembre al estudio de Teta & Teta. Si vives en Madrid, puedes entregarlo en mano de 12 a 20 horas. Esta es la dirección: Calle Hortaleza 20, 2º Izquierda. 28.004 Madrid

 

Advertencia:

"A las olvidadas" tiene trampa. Puede producir reflexión, empatía y en el peor de los casos, conciencia y transformación. Es probable que suframos efectos secundarios tales cómo preguntas no usuales, viajes mentales a lugares incómodos y el uso de zapatos que aprietan.

 

¿Y después?

Además de realizar la entrega, el 30 de noviembre Ajo Micropoetisa hará un microshow para ellas.

Gracias a Arrebato Libros se realizará la edición del libro memoria "A las olvidadas", con las dedicatorias, nombres de libros y donantes. Los beneficios se donarán a una asociación de acogida y reinserción sociolaboral para mujeres y se está trabajando sobre el proyecto de realizar un documental.

Ojalá te sumes. Ojalá compartas para que se sume mucha gente, muchas personas. Ojalá.

 

 

Cultura Inquieta logo