¿Dónde reside el poder del color rojo?

Stanley Kubrick tenía obsesión por él, Valentino lo ha convertido en su santo y seña, acelera el corazón y atrae la mirada, y lo más importante, nos ayuda a sentirnos poderosas.

 

ricardo gomez angel 180819 unsplash

 

El rojo es el latido del corazón. El rojo es pasión. Vino rojo. Rosas rojas. Pintalabios rojo. Remolachas. Tulipanes, Pimientos. Sangre arterial. El óxido de la bicicleta en el jardín. Y manzanas… Y tomates. La tormenta de fuego en la noche de Dresden. El sol de Rousseau, la bandera de Delacroix, la túnica de El Greco. La nariz de un conejo. Los ojos de un albino. Un guacamayo. El mármol florentino. Un destello atómico. Cuando te cortas afeitándote, sangre en la espuma de afeitar. Los zapatos de rubí. El Technicolor. Ese teléfono del Kremlin en el despacho del Presidente. La bandera rusa, la bandera nazi, la bandera china. Caquis. Granadas. Barrio Rojo. Cinta roja. Colorete. Lava. Langostas. Escorpiones. Señal de stop. Coche deportivo. El rubor. Víscera. Llama. Fauvistas muertos. Semáforos. El pelo de Tiziano. Cortarte las venas. Sangre en el lavabo. Santa Claus. Satanás.

–Rojo, de John Logan

 

Igual que un olor nos traslada a nuestros recuerdos, una canción suena diferente en función del entorno en el que la escuchamos o un libro se lee diferente depende del momento en que nos encuentre, la realidad cambia en función del color que la envuelve.

 

raj eiamworakul 549245 unsplash

 

Pasión, fuego, sangre, coraje, vida,... el rojo es el color que nunca pasa desapercibido, llenando de fuerza, energía y empoderamiento todo aquello que toca.

Estimula la extroversión, nos activa y nos impulsa a conseguir nuestras metas. El rojo es ese empujón definitivo que nos pone en marcha para lograr aquello que queremos. Es éxito, es determinación, independencia y autonomía, y por supuesto, pasión, besos, deseo y amor.

 

robert katzki 119134 unsplash

 

El arte y la cultura no es ajeno a este poder, y a lo largo de la historia este pigmento se ha convertido en protagonista de no pocas obras y trayectorias:

Cineasta meticuloso y brillante, Kubrick convirtió el color rojo en un protagonista más de sus películas. Lo hacía utilizándolo como herramienta perfecta de la comunicación no verbal, consciente del poder evocador y sobre todo provocador que el rojo tiene en nuestro subconsciente.

A través de la luz, el vestuario, la escenografía o el atrezzo, el director utilizaba esta tonalidad para reforzar el mensaje que quería transmitir.

Tampoco la música se queda al margen del poder del rojo. Bien lo sabe la cantante de indie-folk Lourdes Hernández, quién eligió su nombre artístico por el tono de su barra de labios de la firma de maquillaje MAC: el Russian Red.

 

mohamed nohassi 228419 unsplash

 

Tampoco es casual el enamoramiento del diseñador Valentino con la tonalidad.

Siempre le había gustado, pero el flechazo definitivo tuvo lugar en durante una ópera en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona: "Allí contemplé a una serie de mujeres elegantísimas vestidas de rojo. Espléndidas y fieras, muy sensuales y elegantes. Las bailarinas, vestidas de rojo, se movían como un torbellino de geranios escarlata; unas damas del público, sentadas en los balcones del teatro, se asemejaban a cestos de flores rojas. E incluso una señora anónima de pelo gris, muy bella, con un vestido de terciopelo rojo y parecía aislada en su esplendor".

Aquella noche, el creador decidió apropiarse del color rojo y vestir, a partir de entonces, a todas sus mujeres con él.

 

lee cartledge 1107453 unsplash

 

Sin embargo en "Rojo", el cierre de la trilogía cinematográfica "Tres colores" de Krzysztof Kieslowski, formada también por "Azul" y "Blanco", el color simboliza la solidaridad, estando presente para hacer frente a la soledad, la carencia de amor y la necesidad de sentir a alguien cerca.

Mientras que en fotografía -connotaciones aparte-, al ser detectado por el ojo rápidamente, se suele utilizar en un primer plano para acentuar la sensación de profundidad y/o de velocidad.

 

gabriel silverio 221749 unsplash

 

También en las diferentes culturas el rojo acostumbra a ser poderoso. Es el caso de China, donde es visto como un color de buena suerte y larga vida, siendo habitual su uso en celebraciones para atraerlas.

En los países de clima frío, como Rusia, se asocia a lo bueno, lo valioso, lo hermoso, probablemente porque se vincula con la búsqueda del calor. 

Incluso está comprobado que en época de crisis, la venta de barras de labios rojas suben considerablemente, pues llevar la boca teñida de rojo nos ayuda a afrontar las dificultades con optimismo, nos aporta la seguridad que necesitamos en tiempos convulsos o en días tontos, proyecta nuestra imagen más potente y nos ayuda a dar fuerza al mensaje que queremos transmitir al mundo.

 

 MG 4435

 

Probablemente por esto, Russian Red, Ruby Woo y Diva son los tres lipsticks más famosos de la marca cosmética MAC, porque el rojo es el color del empoderamiento, de las mujeres y hombres de 2018.

Porque una mirada, un gesto, una risa, la ropa que llevamos, nuestro maquillaje,...transmite. Todo transmite y transmitimos aquello que sentimos. Y yo, el rojo, con su fuerza, su optimismo, su confianza y su poder, lo quiero para mí.

 

 

Cultura Inquieta logo