Suecia dará una ayuda económica a las abuelas que cuiden a sus nietos

Ya sabemos que los abuelos deberían ser eternos, por el amor sin límites que dan incondicionalmente, por su paciencia, cariño y sabiduría. Por sus besos, consejos y abrazos. Por su ayuda inagotable y necesaria. Y por todo lo demás.

 

abuelacuidanieto

Foto de  Paolo Bendandi en Unsplash

 

Las abuelas se han acabado convirtiendo en una pieza imprescindible en muchas familias que dependen de ellas para el cuidado de los niños mientras los padres de las criaturas están en el trabajo. Hasta ahora, la recompensa universal era el cariño de los pequeñines y el agradecimiento de los progenitores. Sin embargo, en Suecia han decidido que esta agotadora labor debe tener, además, una compensación económica. Este mes, el gobierno comenzará a aplicar un programa piloto que consiste en pagar a las abuelas que cuidan a sus nietos de lunes a viernes con el objetivo de mejorar el nivel de empleo de las mujere

El proyecto se va a empezar a aplicar en dos provincias: Dalarna y Estocolmo, donde participarán 1.000 familias. Y, seis meses después, según los resultados, se sumarán otras zonas.

 

angelapalomares

 

Así, se busca un doble objetivo: que las abuelas que cobren entre 5.600-6.600 coronas suecas (600-700 euros) obtengan todos los meses una ganancia extra de unas 940 coronas (100 euros) cuidando a sus nietos en casa y que las madres tengan la posibilidad de trabajar un día completo y, de esta manera, generar más ingresos, tal y como ha avanzado el ministerio de Trabajo y Seguridad Social de Suecia

Nos parece un buen comienzo, aunque creemos que se merecen mucho más económicamente. También estaría bien que se protegiera a la figura de el abuelo que paticipe también en el cuidado de los nietos. 

 

Ojalá cunda en ejemplo y demos valor al amor, a la ayuda, a todo lo que nos dan a nuestros abuelos, pilares fundamentales de nuestra sociedad y de nuestras vidas.

 

Artículo relacionado especialmente recomendado:

Los abuelos nunca mueren, solo se hacen invisibles

abuelo y nieto 

 

 

Cultura Inquieta logo