Por qué sencillamente caminar es mejor ejercicio que ir al gimnasio

Por qué sencillamente caminar es mejor ejercicio que ir al gimnasio

Es consabido que caminar es la solución a la mayoría de los problemas de la vida.

 

Stanley Kubrick fotografo Stanley Kubrick. New York, 1945

 

Caminar tal vez sea el mejor ejercicio que puede hacer el ser humano, el más natural y mentalmente estimulante. Hoy en día se cree que las largas sesiones en el gimnasio haciendo pesas o las largas carreras y explosiones de endorfinas son lo mejor para la salud, sin embargo, es probable que todo esto, a la larga, no sea mejor para una salud integral que simplemente caminar.

El neurocientífico Shane O'Mara fue recientemente entrevistado por The Guardian -durante un largo paseo- y explicó allí amenamente por qué caminar es una especie de "superpoder". O'Mara tiene un doctorado de la Universidad de Oxford y defiende una perspectiva "motocéntrica" del cerebro, es decir, la idea de que éste evoluciono para soportar el movimiento... y moviéndose, por lo cual sólo funciona bien cuando una persona tiene una vida activa, en la que hay movimiento y cambio de escenario y de estímulos: "Nuestros sistemas sensoriales funcionan de manera óptima cuando se están moviendo en el mundo". O'Mara afirma que existen "datos sustanciales" que muestran que los caminantes se deprimen menos y tienen mejores resultados en pruebas de personalidad.

 

kubrickStanley Kubrick. New York, 1945

 

Además, existe evidencia de que hacer actividad física ligera (como caminar) antes de un trabajo creativo aumenta el desempeño. O'Mara tiene la hipótesis de que esto se debe a que hay una activación integral del cerebro al caminar, que se traslada luego a tareas que tienen que ver con resolver problemas. Existe además un cierto lirisimo, una cierta poesía ambulante que quizá no pueda cuantificarse del todo pero que ciertamente debe de tener beneficios:

Estás caminando rítmicamente con alguien y existen todo tipo de ritmos que están sucediendo en el cerebro como resultado de la actividad en la que te estás involucrando, y esto está ausente cuando te sientas. Uno de los superpoderes más desapercibidos que tenemos es cuando nos paramos y caminamos y nuestros sentidos se afilan. Ritmos que de otra manera estarían mudos empiezan a hablar, y la forma en la que nuestro cerebro interactúa con nuestro cuerpo cambia.

 

donna sola in camminoStanley Kubrick. New York, 1945

 

Incluso se tienen indicios de que posiblemente caminar puede ayudar a tratar ciertas lesiones cerebrales, al crear una serie de ritmos en las ondas cerebrales y quizá al fomentar sistemas duales en acción, como cuando se va caminando y hablando con alguien. O'Mara señala que la caminata promueve el ritmo de ondas theta en el cerebro, el cual tiene influencia en el aprendizaje y en la memoria.

Dejando de lado la neurociencia podemos recurrir a la sabiduría de los tiempos, a la filosofía y a la literatura, y recordar a todos los grandes caminantes, como Nietzsche, Kant o Dickens. Nietzsche llegó a decir que "sólo los pensamientos a los que se arriba caminando tienen valor".

Y existe la frase latina solvitur ambulando, que literalmente significa "se soluciona caminando". Es posible que todo realmente se resuelva con una buena caminata -o al menos, con varias-.

 

via pijamasurf | the guardian

 

 

 

Cultura Inquieta logo