Los niños no somos el futuro, somos el presente

Te miro mientras duermes y te acurrucas de esa manera tan tuya, como cuando estabas dentro de mí. Ajeno al mundo que hay más allá de tu cuna y del olor de tus padres, te abrazas fuerte a tu unicornio de peluche mientras, supongo, sueñas con tu pequeño universo.

 

Triodos Colegio Hélicon

 

Mientras te miro, pienso: ¿qué será de ti? ¿A qué mundo te hemos traído? Pero luego, amanece, te agarras a los barrotes de la cuna con la intensidad de quien abre sus ojos al mundo por primera vez, nos miras, sonríes y entonces el miedo se transforma en esperanza. El mundo está en vuestras manos y esa es una buena noticia.

¿Cómo serás? ¿A qué te dedicarás? Seguramente elijas ser mil cosas, algunas de ellas puede que ni existan todavía. Dicen que crecerás a la velocidad de la luz, que cuando queramos darnos cuenta ya serás una persona lista para volar sola. 

Además, nuestra obligación es darte una educación que respire el oxígeno que respiramos en casa. Buscar un lugar que sea una prolongación natural de tu día a día. Por eso, la búsqueda de un colegio para ti, es mucho más que dar con el lugar en el que pasar parte de tu infancia. Así llegamos al Colegio Hélicon, un colegio diferente.

 

liane metzler triodos

 

Un colegio donde saben que la creatividad y el desarrollo artístico de los niños son vitales para su creciemiento y felicidad. Por eso cuentan con un proyecto llamado "Vida de Centro" a través del que los alumnos y alumnas aprenden a ser resolutivos y a contar con las herramientas necesarias para un desarrollo vital basado en la integración, la solidaridad, la cooperación, la empatía y la inteligencia emocional 

Situado en Valdemoro (Madrid), el centro que lleva abierto 15 años, defiende un modelo que apuesta por educar para la vida y hacia una sociedad mejor. Nos cuentan que son un organismo vivo en continua evolución y que sus pilares son la educación, la integración, la creatividad y la sostenibilidad medioambiental.

Sienten que tienen la obligación de influir positivamente en su entorno dando cobijo a niños, niñas y adolescentes hasta su salto definitivo a la vida adulta. Un camino valiente, en el que se han encontrado numerosos obstáculos; pero también, muchas alegrías.

 

HéliconEl huerto del Colegio Hélicon

 

Sostener un proyecto tan grande, un espacio que alberga a mil alumnos, no es nada fácil. Nos cuentan que llegaron hasta Triodos Bank por casualidad y que, atraídos por el término "banca ética" buscaron reunirse con ellos para intentar caminar juntos. Nos dicen que Triodos se enamoró del proyecto, y que su financiación, en un momento crucial, fue decisiva para seguir hacia adelante.

Porque ya sabemos que Triodos Bank apoya a soñadores que impulsan y transforman su entorno para mejorarlo. Existe como banco para impulsar solo proyectos que impactan de manera positiva en la sociedad y, tras estudiar su viabilidad, se comprometen con ellos. Gracias a este apoyo, cientos de sueños salen adelante creando una sociedad más justa.

Ahora que tienen seguridad económica, en Hélicon quieren integrar el trabajo con la banca ética de Triodos Bank como otro de los valores que da forma a su proyecto. El presidente del colegio, Emilio Fernández, nos explica que el dinero tiene la capacidad de transformar, es una herramienta necesaria para evolucionar y mejorar el mundo. La economía debería servir para emprender proyectos necesarios y para ser mejores personas.

 

Helicón TriodosLa música es fundamental en el Colegio Hélicon

Nos quedamos con la esperanza de un modelo educativo más justo y solidario y con una anécdota protagonizada por Marta y Ricardo, que se encontraron por la calle.
Marta se acerca misteriosa a Ricardo y le dice al oído: -¿Sabías que nacen 300 niños por minuto, que son 18.000 por hora y casi 400.000 por día?
Ricardo, abre mucho los ojos, e intenta comprender la magnitud del dato hasta que suspira, deja caer sus pequeños brazos con inmenso alivio y responde: -Uf, no sabes lo tranquilo que me quedo...
Y ambos se miraron con una sonrisa interminable y comprendieron que a partir de ahora, y para toda la vida, serían los niños y niñas como ellos, los que salvarán el mundo

 

 

"Siempre hay un momento en la infancia cuando la puerta se abre y deja entrar al futuro"

-Graham Greene

 

Si tú también quieres ser parte del cambio, haz click aquí.

Cultura Inquieta logo