«Mamá, ¿por qué Dios es blanco?», la entrevista de Muhammad Ali que nos invita a reflexionar sobre el racismo

El vídeo forma parte de una entrevista que el boxeador concedió a la BBC en 1971 y sus palabras están más vigentes que nunca.

 

 

«Absolutamente todo lo bueno es blanco. Santa Claus es blanco. Y todo lo malo es negro. El patito feo es negro. Si el gato es negro, es malo y es de mala suerte... Siempre quise saber por qué Tarzán era el rey de la jungla en África y era blanco... Siempre fui muy curioso, y así es como supe que algo iba mal» 
—Muhammad Ali

En esta pieza, el campeón de boxeo, considerado como uno de los mejores de todos los tiempos, explica como desde su infancia se cuestionaba porque todas las cosas buenas del mundo eran blancas y las malas, negras.

Ali cuenta también como, a pesar de haber conseguido recientemente la medalla campeón olímpica de oro, le negaron la opción de comer en un restaurante por el color de su piel.

Lo narra de una forma brillante, con una ironía y sentido del humor únicos, pero, aunque haya cosas que desde entonces, por suerte, han cambiado, sabemos que el tema tiene, por desgracia, demasiada vigencia actualmente y ninguna gracia, aunque sea admirable la forma en la que el boxeador lo expone.

Como él mismo dice, Ali no era solamente un boxeador. Nunca tuvo ningún problema a la hora de comprometerse públicamente en temas políticos y sociales, especialmente en cuestiones raciales. De hecho, a pesar de tener sus diferencias, mantuvo una incondicional amistad con Malcolm X.

¡Siempre grande, Muhammad Ali! 

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo