¿Puede un robot escribir una historia que llegue a emocionarnos?

La ficción nos ha dado cientos de historias sobre robots escritas por humanos, pero ¿y si se invirtieran las tornas?¿Y si fuera un robot el que escribiera una historia sobre humanos? 

Desde cintas como 'Blade Runner' a series como 'Westworld', hemos visto a androides soñar con ovejas eléctricas y los hemos visto sentir, razonar y crear como seres humanos, por eso no nos extrañaría que acabara ocurriendo, que esté ocurriendo. 

Por Pablo Llorens

 

fotograma de una escena de la película Blade Runner
Fotograma de 'Blade Runner'

 

¿Puede una máquina crear una buena obra de teatro? ¿Puede la investigación artificial generar comedias o dramas que nos emocionen y que podamos disfrutar?

La respuesta nos la dan unos investigadores de la República Checa (el país donde hace casi 100 años nació la palabra ‘robot’, precisamente en una obra de teatro) que están desarrollando un innovador proyecto que conecta inteligencia artificial y dramaturgia.

Su robot acaba de escribir, en directo, la continuación de diversos fragmentos teatrales que en 2021 tomarán forma de obra y que se estrenará en un importante escenario.

El término 'robot' se creó a partir de la palabra checa robota, que venía a significar esclavo o servidumbre y cien años después, un grupo de científicos y dramaturgos de la Universidad Carolina de Praga con motivo del evento Noche de la ciencia, han retransmitido en directo cómo su robot era capaz de continuar diversas escenas teatrales.

Un equipo interdisciplinar de la Facultad de Física y Matemáticas de esta universidad comenzó a trabajar en el proyecto THEaiTRE (juego de palabras entre el vocablos inglés theatre y las
siglas AI, inteligencia artificial) el pasado mes de abril.

El equipo de 15 profesionales incluye varios dramaturgos y está liderado por el doctor Rudolf Rosa, especialista en lingüística computacional y robopsicología.

 

Un robot escribiendo en una máquina de escribir
El robot THEaiTRE

 

Uno de los objetivos declarados de este equipo es comenzar un diálogo sobre lo que los robots pueden o no pueden hacer y para qué deberían, o no, ser utilizados.

Previamente a la escritura definitiva y al estreno de su obra creada por robots, han mostrado cómo funciona su dramaturga herramienta.

El sistema de THEaiTRE combina GPT-2, una aplicación libre de generación lingüística previamente existente capaz de generar la continuación de cualquier texto dado en inglés, con la herramienta creada por ellos, THEaiTRobot, específica para obras teatrales.

Esta herramienta “comprende” el mecanismo de la dramaturgia y es capaz de combinar las propiedades de GPT-2 con la continuación de un principio de escena dado y la escritura de réplicas, además de realizar su traducción, en este caso, al checo.

El THEaiTRobot está conectado a diversas bases de datos y corpus lingüísticos y analiza, entre otros aspectos, la frecuencia con que determinadas palabras siguen a otras en obras teatrales, guiones de cine, artículos

En la citada Noche de la Ciencia, el doctor Rosa ha mostrado a los participantes, el texto inicial de diversas escenas y dos variantes de continuación de la escena, planteando el reto de reconocer y discriminar qué texto dramático ha sido creado por una persona y cuál por un robot. 

 

fotograma de la película 'Ex Machina' en el que se ve a una mujer androide
Fotograma de 'Ex Machina'

 

Lo hacen sometiendo a su robot, al test de Turing (como ocurría en la película 'Ex-machina') para determinar la fiabilidad de un máquina dependiendo de si muestra comportamientos indistinguibles de los mostrados por la personas. 

Aunque la demostración dejó patente que el robot dramaturgo tiene que pulir pequeños errores en el uso de formas lingüísticas o vocativos, también dejó patente que las opciones más complejas eran las escritas por la máquina y que en un presente no muy lejano, podremos emocionarnos con historias imaginadas y sentidas por una inteligencia artificial shakesperiana.

 

un científico con un ordenador y un robot en con una máquina de escribir

 

Por 

Cultura Inquieta logo