Cómo curar el alma cuando creemos que todo está perdido, según Rilke

Entre 1903 y 1908, el poeta alemán Rainer Maria Rilke escribió en Cartas a un Joven Poeta algunos de los pasajes más bellos y elocuentes sobre el efecto transformador de la tristeza en la vida de un artista.

Me parece que casi todas nuestras tristezas son momentos de tensión, que sentimos como parálisis”, escribió Rainer Maria Rilke al joven Franz Xaver Kappus, con quien mantuvo una correspondencia epistolar durante más de cinco años. “Porque ya no oímos vivir nuestras asombradas emociones. Porque estamos solos con la presencia desconocida que ha entrado en nosotros ".

rainer maria rilke
Rainer Maria Rilke

En casi todas y cada una de sus cartas, que más allá de ser para el soldado Kappus aluden a todos de manera profunda, Rilke analiza el tema de la tristeza y la soledad que necesariamente la acompaña. En su carta “VIII” hay un rico cúmulo de meditaciones que vale la pena considerar cuando se siente empañado por el fantasma universal de la melancolía. Comparar las emociones con la arquitectura, o con una encrucijada, por ejemplo, es una buena forma de entenderlas. 

Cuando sentimos una gran tristeza entrando en nosotros, nos transformamos como una casa se transforma cuando un huésped cruza su umbral. “Y por eso es tan importante estar solo y atento cuando uno está triste”, escribió Rilke.

melancolia munch
Melancolia (1894), Edvard Munch

Cuanto más tranquilos, pacientes y sinceros estemos en nuestra tristeza, más profunda y definitivamente seremos impactados por lo nuevo. Haciéndolo verdaderamente nuestro y aceptándolo, se convierte en nuestro destino.

Según el poeta, la importancia de la soledad radica en que no podemos ni elegirla ni rechazarla. Somos solitarios, subraya. Sin embargo, todos somos capaces de engañarnos pensando que no lo somos: nos mentimos a nosotros mismos porque tenemos miedo de sentirnos y perdernos en el cambio de infraestructura que nos rodea. “Por supuesto que nos mareará; porque todos los puntos en los que solían descansar nuestros ojos se nos quitan, ya no hay nada cerca de nosotros, y todo lo que está lejos está infinitamente lejos ".

edvard munch most famous paintings 25
Mujer mirando a través de la ventana (1893), Edvard Munch

En su carta del 12 de agosto de 1904, la carta número VIII, Rilke habla sobre la tristeza:

“Yo creo que casi todas nuestras tristezas son momentos de tensión que experimentamos ´como si se tratara de una parálisis”. Rilke asegura que, la tristeza, acompañada de la soledad,  nos permite transformarnos, “por ello es tan importante permanecer solitario y alerta cuando se está triste”.

Sin embargo, asegura el gran poeta, en muchas ocasiones nos engañamos por miedo a sentir y perdernos en los cambios de nuestro alrededor, lo que en muchas ocasiones, llega a producir vértigo.

“Usted ha tenido muchas y grandes tristezas, que ya pasaron, y me dice que incluso el paso de esas tristezas fue para usted duro y motivo de desazón. Pero yo le ruego que considere si ellas no han pasado más bien por en medio de su vida misma. Si en usted no se transformaron muchas cosas. Y si, mientras estaba triste, no cambió en alguna parte -en cualquier parte- de su ser. Malas y peligrosas son tan sólo aquellas tristezas que uno lleva entre la gente para sofocarlas…

edvard munch the kiss
El beso (1857), Edvard Munch
woman on the beach munch

Si la tristeza surge frente a ti, más grande que cualquier otra que hayas visto; si una ansiedad, como la luz y las sombras de las nubes, se mueve sobre tus manos y sobre todo lo que haces. Debes darte cuenta de que algo te está pasando, que la vida no te ha olvidado, que te sostiene en su mano y no te dejará caer. ¿Por qué quieres dejar fuera de tu vida cualquier malestar, cualquier desdicha, cualquier depresión, ya que después de todo no sabes qué están haciendo estas condiciones dentro de ti?

La colección completa de sus cartas es un arsenal de sabiduría que, al hablar con nuestras emociones "humanas" más íntimas, fue escrita para cada uno de nosotros, para que podamos reflexionar, y tal vez incluso cambiar nuestra perspectiva de las cosas. Pero el propio Rilke afirmó para recordarnos que “nadie puede darte consejos y ayudarte, nadie. Solo hay un camino. Ve hacia ti mismo ".

 

Por 

Cultura Inquieta logo