¿Por qué gritamos en las discusiones? Falta de confianza

¿A qué se debe que gritemos cuando discutimos? Según varias investigaciones en los campos sociales y psicológicos, pese a que confiamos en nuestras creencias, pero no estamos seguros de que nos vayan a escuchar, por lo que lo compensamos elevando la voz.

 

braxton apana discutir
Fotografía de Braxton Apana.

 

Nadie pone en duda que gritar no sirve para persuadir. Sin embargo, cuando estamos en una discusión elevamos la voz para hacer valer unos argumentos de los cuales nos sentimos incluso demasiado seguros. 

Durante años, los investigadores en comportamiento humano han observado más y más pruebas de cómo las personas creen que son menos sensibles al sesgo cognitivo que sus compañeros, o que la media nacional del país. En 2002 un equipo de investigadores de Stanford publicó en la revista Personality and Social Psychology Bulletin tres encuestas en las que los participantes se mantenían en sus ideas incluso después de escuchar una explicación de cómo su propia visión de sí mismos podría estar sesgada.

 

headway discutir
Fotografía de Headway.

 

Utilizando métodos de investigación cuanti y calitativa, los investigadores han descubierto que la persona promedio se considera a sí misma mejor en innumerables formas: más ética, creativa, atlética e incluso mejor al volante que la persona promedio, lo cual es una total imposibilidad estadística.

En un estudio del 2017, se pidió a los participantes que indicaran quién del grupo sujeto al experimento tenía más amigos, formaba parte de más círculos sociales o tenía una red social más amplia, si ellos mismos o el resto. Los participantes mostraron un exceso de confianza clásico en varios elementos no sociales como la cantidad de vocabulario que dominaban.  

En los elementos sociales la respuesta reveló una clara falta de confianza: los encuestados consideraban que tenían menos amigos, círculos sociales más pequeños y redes sociales más estrechas que las otras personas.

 

linkedin sales gritos
Imagen de Linkedin Sales. 

 

Otra investigación llegó a la conclusión de que las personas, después de una breve conversación con un extraño, se iban con la sensación de que no había gustado a la otra persona, o que lo había hecho por debajo del resto de entrevistados. Nuestras falta de seguridad en lo social, y el exceso de confianza en nuestras habilidades son un cóctel para que se produzca un estallido de gritos.

 

mark stoop gritando

 

Irónicamente, compensar en exceso la falta de confianza en nuestra competencia nos lleva a usar un lenguaje demasiado cortante, que es una herramienta ineficaz para la persuasión. Así, nuestro pesimismo puede volverse autocumplido, lo que lleva a una espiral en la que cada vez gritamos cada vez más fuerte para ser escuchados.

Gritamos porque creemos que la gente no nos escuchará de otra manera. ¿La solución? Respirar profundo antes de hacer valer nuestros argumentos, consejos y apelaciones a todo volumen. 

 

via The Wall Street Journal

and I’ve seen that while we often are overconfident in our beliefs, the tendency to shout—whether over our neighbors, friends or adversaries—comes from underconfidence in our ability to convince others.

Por 

Cultura Inquieta logo