Gloria Fuertes, siempre presente en el corazón

Se cumplen 23 años de que Gloria Fuertes falleciera y nos dejara un legado único: el de su producción literaria, que es más que un compendio de cuentos infantiles, poesía, teatro, programas de entretenimiento educativo y literatura para adultos, es la historia de una vida adelantada para su tiempo, la de una persona empática, feminista y pacifista.

 

Gloria Fuertes en su Vespa

Gloria Fuertes en su Vespa.

 

En los pareados de la poeta, que negaba el calificativo de 'poetisa' encontramos reflexiones, a veces sarcásticas, a veces doloridas, sobre la idea de su propia muerte: "Si Dios valora más una lágrima que una oración, tendré un trono en el cielo". Pero sus pensamientos oscuros eran levantados por la ironía: "triunfé con mi poesía pero no estuve presente en mi triunfo. Si tengo algo mejor que hacer, tampoco asistiré a mi funeral".

 Pero el tono trágico no era lo habitual en su producción. En sus obras para adultos se apreciaba un vitalismo que le cantaba a la superación de la guerra, a sobreponerse y resistir: "Nací para nada o soldado, y escogí lo difícil—no ser apenas nada en el tablado—, y sigo entre fusiles y pistolas sin mancharme las manos". 

 

Gloria Fuertes cuaderno de gramatica
Un cuaderno que perteneció a Gloria Fuertes. 

 

Si para el panorama literario internacional Gloria Fuertes fue una poeta esencial de la posguerra española, para millones de niños y niñas fue la mejor profesora de lengua castellana a través de colaboraciones en programas infantiles y juveniles de Televisión Española como Un globo, dos globos, tres globos o La cometa blanca

 

Fotografía de Gloria Fuertes
La escritora en su época de madurez. 

 

Su poesía es un reflejo de los temas sociales por los que tanto se preocupó a lo largo de su vida y sobre los que, de seguir con vida, se seguiría ocupando con dulzura porque, como escribió en Poeta independiente, "trabajo por mi cuenta / poeta independiente, / para llevar a todos / trozos de paloluz". 

Por 

Cultura Inquieta logo