Cinco poetas feministas, que gritan su dolor en palabras que estremecen, por Cala María Apace

Llega un nuevo 8M Internacional de Mujeres, una nueva jornada de lucha para alzar la voz, de que mejor manera, que, en poesía, que muerde.

Para celebrar este 8M de 2022, vamos a hacer visibles compañeras feministas escritoras, que pertenecen a la penumbra, el underground puro y duro, la precariedad y los recitales de café. En esta generación de la década de los 20 en el siglo 21. Ser poetisa, escritora, no es fácil y menos cuando siguen usurpando los hombres nuestros espacios, espacios que nos pertenecen, que poco a poco vamos conquistando con sudor y dolor. 

 

hannah olinger poesia

 

Cinco de ellas, te erizan la piel, sentirte identificada, tanto, que entiendes y sientes sus propias frustraciones, su rabia, su dolor y ganas de gritar al mundo que quememos todo. Continuamente, estos sentires, son comunes a diario en muchas de nosotras.

Sin más introducción, presento, de forma personal, mis cinco poetisas favoritas, en la actualidad mujeres feministas que muerden con la palabra. Dando voz, desde la palabra escrita, su rabia, la rabia de la vecina, la de la tía, abuela y amiga, nuestra rabia. Nuestra aliada es la palabra.

 

Irene X 

Soy un fruto más,

mi camuflaje es el suicidio,

pero sólo soy un fruto más de tu cosecha.

Mi lamento se traduce en cientos de lenguas muertas

y la tuya discurre mi nuca y dicta:

nadie vendrá a buscarte cuando hayas madurado.

 

irene x
Irene X 

 

Chloe María Valdivieso

Cuando dejas de ser la muñeca de todos, quieres salir a la calle y quemarlo todo, 

llevar una navaja en el bolso y unos dientes afilados en el coño.

Es una guerra y mi cuerpo el campo de batallas y mi ira, mi arma.

 

luna miguel por laura rosal
Luna Miguel. Fotografía de Laura Rosa.

 

Luna Miguel

luna ha besado a ernesto

dice que no siente nada por él

que en todo caso lo siente hacia su boca

dice que su boca se parece a un río

en el que nunca se atrevería a nadar

pero al que tocaría con los dedos de los pies

para comprobar la temperatura del agua

a ella le gusta saber el lugar exacto de las cosas

experimenta con sus manos

quiere tocarlo todo porque está tocándolo

como por fin entiende

de qué está hecho el mundo

dice que los labios de ernesto estan hechos

de una suave brisa dice que sus ojos la miraron

con paciencia aquella noche en madrid

dice que el agua estaba templada

que en su fondo habia peces robustos

y que en sus márgenes las piedras brillaban

como esas monedas que la gente lanza

cuando quiere pedir un deseo egoísta

yo no sé qué desea luna

nunca me lo cuenta solo me susurra posibilidades

infinitas en las que unas veces

nos damos la mano y en las que otras veces

con esa misma mano

rozamos el sexo de los otros

pero solo despues de que ella haya comprobado

la temperatura variable del oceano

preocupada por que nadie tirite de frio

orgullosa de velar por todos

 

Gata Catttana

Soy procaz, no soy sincera,

y el día que yo me muera

se muere lo que más quiero,

que no hay amor verdadero

para aquel que no se espera,

y como yo no te espero

soledad es mi compañera.

Pues ¿qué es el amor

para aquel que no lo encuentra?

Un anhelo insaciable,

verdugo del alma cuerda.

Pues ¿qué es el amor

para aquel que atormenta?

Un yugo sobre su frente,

víspera de muerte lenta.

¿Y para aquel que lo guarda

en su garganta hambrienta?

El amor es como un juego,

es ambrosía y néctar.

Para mí el amor no existe,

es cantar de los poetas,

pues no hay amor complaciente

para aquel que no lo espera.

 

audre lorde
Audre Lorde. 

 

Audre Lorde

Tiene tantas raíces el árbol de la rabia

que a veces las ramas se quiebran

antes de dar frutos.

 

Por