La siesta es sagrada hasta para los osos

Todos sabemos que los osos pasan los meses de frío hibernando, pero eso no es suficiente, despues de una agotadora jornada de trabajo, dedicado a saquear contenedores de basura, asaltar comederos de pájaros, aterrorizar a los residentes del barrio y si hay suerte, destrozar alguna colmena, nuestro amigo necesitaba un buen descanso.
En este caso, su casa debería pillarle lejos, así que decidió colarse en el patio trasero de la casa de Vincent James en la zona de Daytona Beach, Florida, para echar una siestecita en su hamaca.

bear-in-hammock-oso-hamaca

"Se subió a la hamaca como si fuera un turista o algo así", dijo James a WESH, un canal local de noticias. El oso se balanceó durante unos 20 minutos hasta que, según James, "algo le asustó y salió corriendo", sin embargo, al parecer la hamaca era muy cómoda para echar la siesta, porque el oso regresó media hora más tarde para otro sueñecito.

Se desconoce si llevó merienda.

 

 

logo

    

 

Uso de cookies. Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.