Propaganda vintage en contra de la marihuana

A comienzos del siglo XX la marihuana llegó a USA con los inmigrantes mexicanos y en poco tiempo debido a razones posiblemente xenófobas, se empezó a estigmatizar como una sustancia capaz de convertir a personas normales y equilibradas, en asesinos y malvivientes. Lo que había detrás era una manipulación que buscaba aislar y alienar a los mexicanos, que para ese entonces comenzaban a buscar el “sueño americano”. Esta serie de carteles de filmes propagandísticos data de entre 1936 y 1950

 

 

marihuana culturainquieta

 

Se emprendió entonces una camapaña que terminó afectando las políticas y la actitud del mundo entero, llegando incluso a los salones de las Naciones Unidas. Lo peor es que detrás del origen de la misma, se ocultaba una velada intención de descriminación que con el curso de las décadas y los gobiernos de turno, se fue empleando con objetivos políticos que nada tenían que ver con la preocupación por la salud pública o el bienestar general.

 

 marihuana culturainquieta4

 

Los intentos por satanizar la marihuana, se plasmaron en numerosos carteles. Primero se asoció con la locura y la ansiedad desbordada, ejemplificadas en absurdas escenas de Holliwood que irremediablemente terminaban en comportamientos violentos o sexuales desenfrenados. La campaña tuvo gran éxito y se terminaron aprobando leyes cada vez más restrictivas y punitivas.

 

marihuana culturainquieta3

 

En 1937 de mano del alcalde de Nueva York, Fiorello La Guardia, se emprendió el primer estudio serio sobre los efectos de la marihuana en la juventud estadounidense. Los resultados de este estudio desmintieron las tesis de los prohibicionistas, al demostrar que el consumo de marihuana no conducía a un comportamiento violento o antisocial, ni alteraba la estructura básica de la personalidad. Ya en los años 50, la estrategia sumó un nuevo demonio, el comunismo. Las campañas de desinformación oficiales se concentraron en relacionar a los traficantes de marihuana y a los consumidores con la amenaza comunista, que para ese entonces ya aterraba a la mayoría de los norteamericanos. Gracias a este nuevo rush político, se aprobó el acta Bogs de 1951, que incluyó la aplicación de sentencias mínimas obligatorias para los consumidores e incluso la cadena perpetua en caso de una segunda condena por posesión.

 

marihuana culturainquieta6

 

marihuana culturainquieta7

 

marihuana culturainquieta9

 

marihuana culturainquieta10

 

marihuana culturainquieta11

 

marihuana culturainquieta12

marihuana culturainquieta13

 

marihuana culturainquieta14

 via Mashable/ Woodmack11blog

Cultura Inquieta logo