1.000.000 de niños se unen para meditar por nuestro planeta

Aunque nos cueste creerlo, una sesión de meditación colectiva puede tener efecto no sólo en los participantes sino también en el entorno que los rodea. Esto quedó demostrado con un experimento encabezado por John Hagelin, doctor en física por la Universidad de Harvard, cuando tras organizar masivas sesiones de meditación en Washington DC probó que estas habían incidido en la tasa de delitos registrados alrededor de la sede donde se llevó a cabo la meditación.

 

niñosmeditando culturainquieta2

Considerando lo anterior, ¿os imagináis el impacto que 1 millón de niños meditando podría tener sobre el planeta? Pues aunque muchos lo ignoran una sesión así ya ocurrió en al menos un par de ocasiones, a principios de 2012 y a mediados de 2015, en Tailandia. Dentro del marco del World Moral Revival Project, 1 millón de niños de distintas escuelas de meditación de Tailandia y otros países se congregaron para meditar en el templo Wat Phra Dhammakaya.

niñosmeditando culturainquieta

El objetivo de esta iniciativa es que los niños, llamados "V Stars" (estrellas virtuosas) se reúnan y compartan sus experiencias en torno a "hacer el bien" en sus respectivos entornos. El encuentro cierra con esta masiva meditación que, de acuerdo con los organizadores, actúa como una especie de pulmón o quizá hígado planetario, ayudando a limpiar la madeja de problemas y bajas frecuencias, e inspirando a que la población mundial despierte.

niñosmeditando culturainquieta1

Los V Stars se forjan a través de la práctica meditativa cotidiana, bajo la premisa de que meditar es un instrumento esencial de autoconocimiento y compasión y que una vez que todos estemos en ese canal, o al menos tengamos la disposición para estarlo, entonces este planeta realmente será transformado para bien.

via Pijama Surf

Cultura Inquieta logo