La bonita amistad entre un japonés de 79 años y un pez que dura más de tres décadas

Un buceador japonés comenzó una amistad con un pez hace 30 años, os presentamos una verdadera historia de amistad bajo los mares.

Yoriko

 

Un pez al que llamaron Yoriko, un Semicossyphus Reticulatus, se hizo amigo del buceador Hiroyuki Arakawa, ya que desde hace 30 años se ven cada vez que baja an santuario sintoísta ubicado en el Parque Submarino Hasama, en el mar de Japón.

Arakawa, un hombre mayor que cuenta con una tienda de buceo, se encarga de gestionar el lugar sagrado, en donde cada vez que se sumerge recibe la visita del pez Yoriko, al que llama con el sonido del golpe de un martillo. Sin duda, una amistad única.

Yoriko B 1

Antes de este estudio, los científicos pensaban que únicamente los mamíferos, aves y reptiles mostraban fiebre emocional. Sin embargo, tras este estudio se ha concluido que definitivamente al menos este tipo de pez también la sufre. Si esta reacción está realmente vinculada a la conciencia, es un hecho que aún queda por demostrar.

 Lo que está claro es que Yoriko posee algo especial que le une a Arakawa, y demuestra que la unión entre animales y humanos es posible, y puede ser tan fuerte como cualquier otra. A la vista está su amistad desde hace más de un cuarto de siglo.

 

 

 

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo