Un corto nos revela cómo la rutina puede destrozar nuestra vida

En la órbita de la rutina giran espíritus mediocres decía el humanista José Ingenieros, aunque la rutina no tiene porqué ser siempre algo negativo.

 


 

Compartimos este revelador corto, realizado por Valeria Dakhovich, que nos muestra cómo un hombre se encuentra atrapado en su rueda vital cotidiana. Cada día realiza las mismas cosas, no hay felicidad ni auténtica satisfacción en su vida. Y así pasan los días, las semanas, meses y años.

Sin embargo, un buen día esa rutina cobra forma, se convierte en un pequeño y hasta simpático monstruo. Sin embargo, la inmutabilidad en su vida es el alimento del cual se nutre ese monstruo, que crece cada día. Hasta que llega el punto en que dirige al hombre, le hace funcionar en una especie de piloto automático. Hasta que un día, simplemente es demasiado tarde para cambiar.

El corto representa la rutina como un extraño monstruo que crece dentro de nosotros día a día. ¿Estáis de acuerdo con esta visión?

 

 

logo

    

 

Uso de cookies. Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que hace de nuestra web para mejorar nuestros contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.