Androides sexuales chinos dotados inteligencia artificial

Imaginemos el impacto que supuso en 1927 ser espectador de "Metrópolis", la obra maestra de Fritz Lang, una distopía visionaria de profundo calado sociopolítico con una robot que protagonizó escenas míticas y las fantasías de más de uno.

Ahora esa distopía se ha convertido en realidad de manos de una empresa china.

Robots chinos sexuales 1 culturainquieta

 

La compañía china Shenzhen All Intelligent Robot Technology es una de las principales productoras de robots equipados con inteligencia artificial y Emma es su producto estrella.

Emma es un androide sexual con conexión a Internet y al sistema operativo Android y es capaz de alcanzar altas cotas de estimulación.

 

Robots chinos sexuales 2 culturainquieta

 

Su piel es suave, elástica e inodora, y su temperatura, que alcanza los 37 grados, y los sensores corporales que simulan zonas erógenas le dan un realismo casi humano. Dispone, además de sistemas antiexplosivos y antifuego.

 

robot sexual 

Robots chinos sexuales 3 culturainquieta

 

Su apariencia realista y las sensaciones que provoca no la convierten en un juguete barato, ya que su precio oscila los 3.000 euros.

La mayoría de los clientes son europeos y estadounidenses y el perfil medio es el de hombre de entre 40 y 50 años.

En la imagen podemos ver a Chen que declara no tener tiempo para una relación debido a su trabajo. Emma cubre sus necesidades y sus fantasías.

 

Robots chinos sexuales 4 culturainquieta

 

Shenzhen All también crea robots masculinos, y aunque sus ventas han aumentado en los últimos años en Corea o Tailandia, el nivel de consumo es nueve veces menor que el de los robots femeninos.

robot sexo hombre 2robot sexo hombre

 

Robots chinos sexuales 5 culturainquieta

Robots chinos sexuales 6 culturainquieta

 

La sede principal de esta empresa, fabricadora de sueños húmedos en cadena, se encuentra en Shenzhen, provincia de Guadong en China y cada día trabajan en que el acabado de su producto sea más real, mejorando aspectos como la interactuación y la higiene.

 

Robots chinos sexuales 7 culturainquieta

Robots chinos sexuales 8 culturainquieta

Robots chinos sexuales 9 culturainquieta

Robots chinos sexuales 10 culturainquieta

 

La inmensa mayoría de las personas preferimos el contacto humano real, la calidez de un cuerpo, el olor y las texturas desiguales, pero es curioso ver cómo, una vez más, la realidad supera a todas esas ficciones que se han creado alrededor de nuestras alienaciones, nuestros aislamientos y nuestros peores temores a la soledad y, además, se haga negocio con ello.

Aleksandar Plavevski: Instagram

h/t:Design You Trust

Cultura Inquieta logo