¿Por qué seguimos viviendo con nuestros padres hasta los 40? (Estudio)

Ni por comodidad ni por elección, infinidad de jóvenes siguen viviendo con nuestros padres por culpa de la inestabilidad económica. Aunque un 70 % afirma estar contento con esta situación.

 

kinga cichewicz culturainquieta Kinga Cichewicz

 

Marcan la dirección de la música, la moda, el marketing y el estilo de vida en general, pero sin embargo no llegan a fin de mes. Trabajos molones pero con sueldos precarios y el elevado precios de la vivienda, son los culpables de que la mayoría de los jóvenes entre 20 y 34 años no podamos independizarnos. 

La Universidad de Waterloo ha querido analizar este fenómeno para llegar a la conclusión de que el principal motivo por el que no nos vamos de casa de nuestros padres es nuestra situación financiera. Con la intención de saber más sobre esta circunstancia y poner en tela de juicio los estereotipos alrededor de la llamada Generación Y,  se ha encuestado a más de 700 personas que viven con sus padres.

 

universidaddewaterloo culturainquieta

 

La investigación también ha llegado a la conclusión de que la cifra de jóvenes que continúan viviendo al abrigo de sus padres es mayor cuánto más grande es la ciudad en lo que habitan. Tiene su lógica, los precios en las urbes se desorbitan hasta cifras no aptas para salarios bajos.

A pesar de que ajustándonos mucho el cinturón o viviendo en barrios alejados tendríamos posibilidades de emancipación, una de las razones por las que aguantamos más tiempo con nuestros progenitores es para poder ahorrar y no tener que pedir ni depender de una paga de nuestra familia. También es valorada la convivencia intergeneracional, aunque sería mucho más positivo si esta se diera por decisión propia.

 

andreea popa culturainquieta

 

Este retraso de la edad de emancipación influye en la forma en la que asimilamos nuestras responsabilidades y modo de vida, redefiniendo los roles y hábitos de lo que se supone que es la "edad adulta".

 

h/t: Vice

Cultura Inquieta logo