Almuerzo para dos: una bonita historia de generosidad

Estamos totalmente seguros de que el mundo funciona gracias al amor, la empatía y la generosidad que en pequeñas dosis y en pequeños actos hacia al prójimo pueden hacer que, algún día, el planeta sea un sitio en el que merezca la pena vivir, un lugar lleno de cosas que hagan que la vida valga la pena.

 

Josette Duran Dylan 1 historia generosidad empatía amor almuerzo humanidad estilodevida estimulante

 

Cuando Dylan empezó a pedirle a su madre, Josette Duran, el doble de comida para el almuerzo, ella pensó que su hijo se estaba haciendo mayor y que, quizás, necesitaba alimentarse más; efectivamente, Dylan estaba creciendo, pero de manera interna, le estaba creciendo el corazón y estaba desarrollando su bondad y su generosidad.

De esta manera, cada mañana, Duran preparaba dos sándwiches, dos bolsas de patatas fritas, dos bebidas y dos porciones de fruta hasta que se decidió a preguntar a su hijo por qué; quedó sorprendida con la respuesta, "...es por ese chico que sólo come una taza de fruta para el almuerzo; ¿Puedes hacer que almuerce también? No tiene dinero para comer".

 

Josette Duran Dylan 2 historia generosidad empatía amor almuerzo humanidad estilodevida estimulante

 

Josette, emocionada y orgullosa compartió en Facebook la inspiradora respuesta de su hijo.

Dylan, consciente de la situación familiar de su amigo cuya madre soltera estaba sin empleo y no podía ni cubrir necesidades básicas, no dudó en poner al corriente a Josette de la historia del chico que era muy parecida a la misma que vivieron ellos mismos antes de encontrar una estabilidad y fue el detonante para generar la empatía y el afecto hacia el necesitado amigo de Dylan.

 

Josette Duran Dylan 3 historia generosidad empatía amor almuerzo humanidad estilodevida estimulante

 

Cuando la madre del niño, al que Dylan estaba ayudando, se enteró de la generosidad de Duran, la llamó y le ofreció devolverle el dinero por todo, pero Durán no quiso aceptarlo; como ella declara en un vídeo que hizo para Facebook, "No creo que haya hecho nada especial, sólo lo que se supone que debe hacer un ser humano".

 

Josette Duran Dylan 4 historia generosidad empatía amor almuerzo humanidad estilodevida estimulante

 

El acto de generosidad realizado por Duran, que es la entrenadora del equipo femenino de vóleibol de la escuela local, no pasó desapercibido para sus jugadoras que decidieron recaudar 400 dólares y dárselos a su entrenadora para cubrir el gasto que había afrontado.

Durán se negó a quedarse con el efectivo y lo donó a la cafetería de la escuela de su hijo para pagar las cuentas vencidas de todos los estudiantes que compran almuerzos escolares. "Ahora todos pueden comer", declara.

 

Josette Duran Dylan 5 historia generosidad empatía amor almuerzo humanidad estilodevida estimulante

 

Nos emociona ver que hay gente así en el mundo, un mundo que debería funcionar como una cadena de favores contínua.

 

Josette Duran: Facebook

h/t: My Modern Met

Cultura Inquieta logo