Un monje budista talla sus propias huellas en el suelo tras 20 años rezando en el mismo sitio

Durante más de 20 años, un monje budista llamado Hua Chi ha orado en el mismo sitio en su templo en Tongren, China, y eso ha dejado huella.

Tras dos décadas y hasta 3,000 oraciones diarias, sus huellas han quedado talladas en el suelo de madera, destacando su increíble devoción a la práctica espiritual.

 

huellas monje 01

 

La parte más profunda de las huellas mide 3 centímetros y es un molde de las bolas de sus pies. Hua espera que este signo visible de lealtad y fidelidad le ayude a hacer una transición sin problemas a la otra vida para que su "espíritu no sufra".

 

huellas monje 02

 

Sin embargo, en esta vida, Hua ha tenido un efecto profundo en quienes lo rodean: las marcas de su fe inspiran a otros monjes a crear sus propias huellas.

 

huellas monje 03
Chi tumbado en oración.

 

huellas monje 04

 

Las huellas de monje, vistas como signo de fe:

 

 

Cultura Inquieta logo