Monjes belgas resucitan una cerveza de 220 años tras encontrar la vieja receta

Una cerveza con un viejo pedigrí ha sido desenterrada en Bélgica. Monjes de la abadía de Grimbergen han resucitado una famosa cerveza medieval. La cerveza de esta abadía ya había sido adoptada por compañías de producción masiva en los años 50 del siglo pasado, pero al redescubrir los ingredientes originales los monjes han lanzando una nueva versión más cercana al origen, que será comercializada y podría significarles un modo de existencia más holgado.

Notablemente el anuncio de esta recuperación, que podría parecer no un asunto de primer interés periodístico, fue celebrado ante 120 periodistas, el alcalde de la ciudad y numerosos entusiastas. Bélgica es un país famoso por su amor a la cerveza.

 

Grimbergen
Padre Karel Stautemas: "Teníamos los libros con las recetas antiguas, pero nadie era capaz de leerlos."
Fotografía: Grimbergen

 

Los monjes descubrieron manuscritos del siglo XII con los métodos originales de preparación, específicamente utilizando lúpulo en vez de hierbas fermentadas, lo que les dio una ventaja competitiva. Estos libros fueron guardados en el siglo XVIII en un agujero luego de un incendio en la biblioteca, pero la mezcla de latín y holandés medieval los había hecho difíciles de decodificar hasta hace poco. Se halló también que los monjes eran movidos por un fuerte deseo de innovación y cambiaban su receta cada 10 años.

La cerveza tiene más de 10 grados de alcohol, así que es un tanto fuerte y se le añadirá cierto sabor, ya que en ese entonces no se preocupaban tanto por este aspecto. La nueva cervecería será montada exactamente en el mismo lugar que la pasada.


via Pijamasurf | The Guardian

 

 

Cultura Inquieta logo