La belleza de cambiar el mundo

A menudo relacionamos belleza y, sobre todo, cosmética con superficialidad, pero el hecho de maquillarnos y/o cuidarnos no tiene porqué estar reñido con otras cosas como el compromiso social.

 

nahid hatamiz 1652640 unsplashNahid Hatamiz

 

Las risas, la brillantina, la explosión de colorido, las pestañas postizas, la belleza física y la frivolidad, pueden convivir tranquilamente con la belleza del alma, la conciencia de la diversidad, lo injusto de algunas circunstancias y la urgencia de hacer algo por los que no corren la misma suerte que la nuestra.

Los números suenan abstractos cuando hablamos de vidas de personas, pero hoy venimos a hablaros, así, sin mucho maquillaje aunque la cosa vaya del tema, de la magnitud que puede tener un pequeño gesto. Estamos hablando de cambiar 19 millones de vidas, hacer posible la distribución de 21 millones de agujas limpiasrepartir 7 millones de alimentos y realizar 2 millones de tests de VIH a mujeres embarazadas.

 

briana wallace 783315 unsplashBriana Wallace

 

¿Cuál es ese pequeño gesto con semejante poder? Pues tan sencillo y accesible como comprar una barra de labios. La firma de maquillaje M·A·C lleva 25 años donando el 100 % de las ventas de su línea Viva Glam a la lucha contra el SIDA. Víéndolo a escala más pequeña, con los (casi) 20 € de nuestra compra de un lipstick, exceptuando los impuestos, podemos estar subvencionando 14 Test de VIH para mujeres embarazadas254 preservativos o medicamentos para prevenir entre los recién nacidos la transmisión del VIH por sus madres.

 

ross findon 303091 unsplashCaptura de pantalla 2019 06 12 a las 13.28.47M·A·C

 

La marca Make-Up Artists Cosmetics, más conocida por todos como M·A·C fue creada por el maquillador y fotógrafo Frank Toskan y Frank Angelo, dueño de un salón de belleza en 1984.

Frustrados por no encontrar productos que permitieran sacar buenas fotografías, ambos se unieron para crear su propia marca en la que todas las razas, todos lo géneros y todas las edades tuvieran cabida. Comenzaron fabricando sus propios cosméticos en la cocina de su casa y vendiéndolos a profesionales de la moda y la publicidad. Hasta que su popularidad fue creciendo poco a poco y empezaron a vender en unos grandes almacenes de Toronto.

En 1994, en plena efervescencia de la epidemia de VIH, la marca cosmética decidió que tenían que hacer algo para luchar contra la enfermedad del SIDA, creando la línea de maquillaje Viva Glam. La diversidad ha sido siempre una seña de identidad de la firma, que valora y defiende la individualidad, la extravagancia, la exageración y la expresión personal por encima de todo.

 

nicola fioravanti 1527024 unsplashNicola Fioravanti

 

Así que sacaron a la venta un labial rojo cuyas ventas, el 100 % (a excepción de los impuestos) irían destinadas a esta causa. De esto hace ya 25 años, y M·A·C continúa con la misma labor que empezara hace un cuarto de siglo. 

Viva Glam ha recaudado 500 millones de dólares para la lucha mundial contra el SIDA en casi 10.000 subvenciones repartidas entre más de 1.800 programas y organizaciones de todo el mundo. En España, Fundación de la Lucha Contra el Sida y Apoyo Positivo han sido algunas de las entidades beneficiadas.

Por suerte, a día de hoy, con una disminución del 50 % de muertes por su causa, casi el mismo porcentaje menos de contagios y un acceso más igualitario a medicamentos, la realidad del SIDA ha cambiado mucho. Por eso, M·A·C ha comenzado a centrar su ayuda, también, en otros colectivos y compromisos que la necesitan, como es el de promover la lucha de igualdad de derechos y desarrollo en las áreas de salud sexual, derechos LGTBQ y la atención a niñas en riesgo o situación de exclusión.

 

 

 

Para celebrar este 25 cumpleaños, la marca ha lanzado una edición limitada de su lipstick Viva Glam I de lo más glamouroso. Cuyas ventas -al igual que los otros tres lipstick de la línea- irán destinadas íntegramente a reafirmar su compromiso con la erradicación del VIH y buscar y garantizar un futuro saludable e igualitario para mujeres, niñas y colectivo LGTBQ. 

Está claro que hay quién en su día a día se deja la piel por los demás y salva vidas, y no podemos más que mostrar nuestro absoluto respeto y admiración por ello. Pero el resto, con pequeños gestos podemos contribuir al que poco a poco estamos convirtiendo en nuestro mantra "luchar por y creer que otro mundo es posible". 

 

  

Cultura Inquieta logo