Unas ballenas hechas con plásticos del océano agonizan en Budapest

Sabemos que el Mediterráneo, el mar que riega nuestra manera de vivir, se ahoga. El impacto que sufre su ecosistema es motivo de alarma y de medidas urgentes para asegurar su supervivencia.

 

ballena plástico budapest

 

El mar Mediterráneo es uno de los destinos turísticos más visitados por los húngaros cada verano, pero desafortunadamente, los turistas que llegan a su mar favorito tienen que encontrarse con otro huésped: la contaminación del agua. Según WWF, casi 570 mil toneladas de basura inundan el mar cada año, lo que equivale a 33,800 botellas de plástico por minuto.

Activistas de Greenpeace han plantado un par de esculturas de tamaño natural de dos ballenas que emergen de un mar de desechos plásticos frente al Parlamento húngaro. Las grandes ballenas, hechas de papel, han sido diseñadas para crear conciencia sobre la contaminación de desechos plásticos desechables en los diferentes mares.

 ballena plástico budapest 2

 

Como dijeron los activistas locales de Greenpeace. "esperamos que el gobierno húngaro prohíba las bolsas de plástico de un solo uso en Hungría, como ya ha ocurrido en los países vecinos de Austria y Rumania"

Ojalá, estas manifestaciones artísticas sirvan para perforar más nuestra conciencia y poner sobre la mesa un problema que pide a gritos una solución y la acción urgente de todos los estratos de la sociedad.

 

ballena budapest plástico

2 26

h/t: Daily News Hungary

 

Cultura Inquieta logo