Las librerías de Madrid, nuevos lugares de resistencia literaria

Los libros siempre son un buen compañero de viaje y cuando se hace la maleta para ir cualquier destino, el libro es tan fundamental como un buen protector solar.

La gente suele consultar en webs o instagrams de lectura cuáles son las últimas novedades de los géneros que más están de actualidad. Al estar en un ordenador o desde el mismo móvil, se compran los libros al momento, que más han gustado desde aplicaciones como Amazon u otros grandes almacenes.

Pero.. ¿No sería mejor ir a las librerías, consultar los libros que hay y comprarlos al momento y no tener que esperar? ¿Cómo el consumidor de libros, pasó de comprar en su librería habitual, a comprar por internet?

 

Berkana2Librería Berkana | Foto, de Carlos Gutierrez

 

En el barrio de Malasaña, dentro de una galería de supermercados en Embajadores o a 10 minutos andando de la Plaza de Sol, hay varias librerías míticas, que son un símbolo de la resistencia. Librería Desnivel, Nakama Lib o La Casquería son algunas de esas librerías, que todavía la gente acude, para comprar reliquias de épocas pasadas, libros especializados en escalada o las últimas novedades de la escritora Elísabet Benavent.

¨El principal motivo del cierre de las librerías es la venta. Las pequeñas librerías tienen que vender mucho para poder generar algún tipo de beneficio y las grandes distribuidoras no lo ponen fácil con unos vencimientos de pago a 30 días" explicó Miren Echeverría, la dueña de la librería Nakama Lib, para comprender mejor el sistema económico, comentó que ¨la subida de alquiler del local, la jubilación, la mala gestión y la poca rentabilidad, son algunos de los factores que han hecho que muchos libreros han tenido que cerrar" .

Con plataformas digitales como Amazon, el usuario puede comprar libros de cualquier temática, da igual el día y la hora. En 1994 el gigante electrónico de ventas, fundado por Jeff Bezos, su objetivo principal era la venta de libros, aunque ahora se puede comprar de todo.

Después de 25 años y con 63.400 millones de dólares de beneficios, muchos negocios en concreto las librerías apuesta por ¨ofrecer lo que Amazon no puede dar: Trato y recomendaciones personales" defendió Miren.

Otra librería que destaca por ser un clásico y que todo visitante tiene que ir (sobre todo amante de la escalada y de la montaña), es la Librería Desnivel, situada en la Plaza de Matute, 6. ¨nuestra técnicas para seguir vivos en Madrid, es mantener la línea de la librería en este caso la montaña y los viajes y por supuesto el uso de las redes sociales, como método de marketing directo" detalló Cristeto Alameda, encargada del marketing de la librería.

Piensa Cristeto que ¨la librería tradicional puede fusionarse con el mercado actual" a raíz de preguntar sobre la unión del mercado clásico con la venta online, la encargada de Desnivel, detalló que ¨hay que posicionarse en diferentes generaciones, más concretamente con la gente joven, que es la que busca y compra por Internet".

 

Desnivel7Librería de montaña Desnivel| Foto, de Carlos Gutierrez

 

Este reportaje (también es un homenaje al librero), hay que destacar librerías tan míticas como Berkana o La Semillera, que siguen resistiendo en el combate. María Sotomayor, poeta, creó un crowdfunding para la librería La Semillera, su objetivo era conseguir dar una segunda oportunidad a la lectura, del local. Los vecinos y lectores entregaron casi 13.000 euros a la librería-jardín, situada en la calle Carranza, para dar una nueva vida, a un espacio lleno de poesía y de cultura. ¨nosotras también hicimos un crowdfunding en el 2017, tras acabar con nuestros ahorros.

El modelo de librería está cambiando y ya no podemos pedir 50 ejemplares de un libro, ahora solo podemos pedir 5"  especificó una de las dueñas de Berkana, Mar de Griñó. En tan solo diez días recaudaron 13.500 euros, promovida en la web GoFundMe.  

Ahora Amazon, El Corte Inglés, Casa del Libro o Carrefour, han dado la posibilidad de comprar los libros de texto para la famosa vuelta al cole, ya no hace falta tener que reservar y esperar largas colas, como hacía los padres hace años ¨el usuario quiere inmediatez y comodidad y al final caemos todos en eso, incluso los propios libreros¨ reconoce la encargada de la librería Desnivel.

Nadie se puede olvidar de una librería que cerró hace un par de meses, concretamente a la Nicolás Moya en la calle de Carretas, 29. Desde 1862 vendían libros sobre medicina, ciencias y para los estudiantes de la UNED. Como explicó Gema Moya, la cuarta generación de libreros ¨actualmente mucha gente lee en pantalla, con la llegada de Internet, cada vez menos se lee en papel. Y ahora los estudiantes cuando empiezan una carrera, no se plantea buscar una biblioteca para leer o estudiar,  como se hacía antes".

 

Nakama3 Librería Nakama | Foto, de Carlos Gutierrez

 

Uno de los principales motivos del cierre de las librerías es Amazon o las grandes superficies, pero hay otro más, que no pasa nada desapercibido. Este factor también está perjudicando al sector de las librerías y es el descenso de la lectura en la población más joven ¨La sociedad ahora da más importancia al móvil o a lecturas breves, no se detienen a leer un libro y conocer nuevos contenidos"  argumentó de Griñó de la librería Berkana.

El número de lectores en España ha crecido en un 61,8%, pero un 38,2% no lee nunca o casi nunca, según el Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España en 2018. Miguel Barrero, presidente de la Federación del Gremio de Editores (FGEE),  ha lamentado que la lectura en España no esté "consolidada" y apunta a que no se trata de "un problema de editores".

Y como en todos los ámbitos hay diferencias entre mujeres y hombres, en este caso las mujeres (67,2%) frente a los hombres (56,2%), once puntos porcentuales de diferencia en lectura de tiempo libre. Esta diferencia no es positiva y como indicó el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao "que un 38,2% de los españoles no lean nunca es un problema muy grave sobre el que hay que trabajar" .

La lectura es un hábito saludable y que permite ampliar conocimiento tanto de política, de filosofía o simplemente del amor. Estas citas de filósofos, escritoras o monjas, son muy importantes en tiempo donde la censura está a la orden del día y el cierre de librerías también.

“La escritura es la pintura de la voz" (Voltaire)
“Lee y conducirás, no leas y serás conducido" (Santa Teresa de Jesús)
“Dame un hombre o mujer que ha leído mil libros y me das una compañía interesante. Dame un hombre o mujer que quizás ha leído tres libros y me das una compañía peligrosa“ (Anne Rice)   
“Leer sin reflexionar es como comer sin digerir“ (Edmund Burke)

 

 

 

 

Texto: Miriam Martínez

 

 

Cultura Inquieta logo