"Me propongo apadrinar", una estimulante iniciativa solidaria de la Fundación Vicente Ferrer

La Fundación Vicente Ferrer es el sueño hecho realidad de alguien que dedicó su vida a erradicar la extrema pobreza en la India y que, a lo largo de 50 años, ha cambiado la vida de millones de personas y las ha implicado en su propio cambio.

Ferrer creyó en el desarrollo promovido por una acción integral y sostenible que dió lugar a un modelo pionero en el terreno de la cooperación y que, arrojó esperanza en que el mundo puede ser un sitio mejor si trabajamos en equipo y practicamos la solidaridad.

 

Me propongo apadrinar la solidaria iniciativa de la Fundacion Vicente Ferrer

 

¿Habéis pensado en vuestros propósitos de año nuevo ya? Seguro que son los mismos de siempre, ir al gimnasio, leer más, pasar más tiempo con la familia, comer mejor o dejar de fumar; no decimos que no estén bien, todo lo contrario, pero, ¿y si os propusierais apadrinar a un niño o a una niña de la India también?

La Fundación Vicente Ferrer presenta la campaña "Me propongo apadrinar" con el objetivo de poner en valor el apadrinamiento como estrategia de desarrollo y erradicación de la pobreza de las comunidades rurales del sur de la India. 

La campaña se inspira en una reflexión recurrente que todos y todas hacemos por estas fechas cuando hacemos balance de nuestra vida y nos planteamos esforzarnos para mejorarla, los propósitos de Año Nuevo. 

La organización invita a todas esas personas solidarias a mejorar, además de su vida, la de los demás lanzando una pregunta sencilla que invita a la reflexión, ¿y si nuestro propósito es hacer realidad el suyo?

Miles de niños y niñas de la India han tenido a acceso a la educación y a la sanidad gracias al Programa de Apadrinamiento de la Fundación Vicente Ferrer porque se reduce, sencillamente, a garantizar el bienestar de los más desfavorecidos y a hacer justicia social.

 

Me propongo apadrinar la solidaria iniciativa de la Fundacion Vicente Ferrer 1

 

Gracias al apadrinamiento, es posible la construcción de infraestructuras básicas y sistemas de almacenamiento de agua para los agricultores, electrificación de aldeas o construcción de espacios comunitarios.

En el último año, miles de niños y niñas de las aldeas acuden a las 1.300 escuelas de refuerzo para mejorar su rendimiento académico, más de 842 menores con discapacidad, un colectivo muy estigmatizado en la India, acuden cada día a clases en centros de la fundación y se han entregado 29.000 suplementos nutricionales.

Con todo ésto, se consigue un cambio social destinado a romper el ciclo de la pobreza y ahora, nosotros, también podemos ser partícipe de ello, solo tenemos que proponérnoslo.

 

 

"Soy testigo directo de que es posible cambiar este mundo" -Vicente Ferrer-

 

 

Fundación Vicente Ferrer: Web

 

 

Cultura Inquieta logo