Cómo un padre transforma el salón de casa en parque infantil para su hijo

Cuando eres padre o madre, lo mejor que puede pasarte es que tu hijo sea todo lo feliz que puedes soñar que sea y si, para ello, tienes que transformar los espacios de tu casa en un mundo en el que pueda imaginar y divertirse, se transforman.

¿A quién no le hubiera gustado tener de niño una piscina de bolas con tobogán en su propio salón, un espacio de juegos en el que poder disfrutar a diario sin tener que salir de casa?

 

Un padre transforma el salon de su casa en una piscina de bolas con tobogan para su hijo 1

Todas las imágenes son propiedad de Carl Raine

 

Es justo lo que debió pensar Carl Raine cuando compró una casa que necesitaba ciertas reformas; como es normal, la sala de estar era uno de los proyectos de mayor prioridad sin embargo, en lugar de convertirlo en la típica estancia con sofás, mesa y televisión, Raine pensó en otra cosa.

Carl ideó un espacio lúdico para su hijo Oakley de 3 años y cuando tuvo listo su particular paraíso de la diversión, compartió las fotos del antes y el después en el grupo de Facebook "DIY On A Budget".

Este creativo padre comenta, "Quería mantener la mayor cantidad de espacio libre posible, que era el bloque inicial sobre el que desarrollaría el diseño y eso me hizo usar el espacio alrededor de la habitación y, además, al crear dos niveles, he aprovechado al máximo el espacio para mantener el suelo libre".

Al diseño, Raine le añadió todos los complementos que sabía que le gustarían a Oakley y que creía que serían positivos para su desarrollo.

 

Un padre transforma el salon de su casa en una piscina de bolas con tobogan para su hijo 2

Un padre transforma el salon de su casa en una piscina de bolas con tobogan para su hijo 3

 

Como él mismo explica, "[...] las características que he agregado son todas las cosas que he aprendido a lo largo del viaje de ser su padre, lo que le gusta y también lo que sé que lo empujará a mejorarse naturalmente a sí mismo y ayudarlo en su camino".

"Cosas simples como el tobogán, la piscina de bolas o los escalones, están ahí para ayudarlo a mantenerse activo, pero también hay túneles para permitirle alejarse de las luces si en algún momento le molestan demasiado".

Raine dice que el coste de este singular parque de atracciones para su hijo, ha sido de unos 1.000 euros pero porque él trabaja en el sector y ha conseguido reducir los costes al mínimo.

Sea como sea, es bastante divertido y tierno ver hasta dónde puede llegar un padre entregado por completo en hacer feliz a su hijo.

 

Un padre transforma el salon de su casa en una piscina de bolas con tobogan para su hijo 4

Un padre transforma el salon de su casa en una piscina de bolas con tobogan para su hijo 6

 

Carl Raine: Facebook

 

 

Cultura Inquieta logo