Escocia, el primer país en suministrar gratuitamente compresas y tampones

Una de las grandes desventajas de una sociedad consumista y capitalista, es que se puede hacer (y se hace) negocio de absolutamente todo, hasta de las necesidades más básicas y primarias.

Hoy en día, ir al dentista o visitar al oftalmólogo con su correspondiente visita a la óptica, para muchas familias pueden suponer un reajuste de cuentas mensuales o afrontar unos gastos que no pueden permitirse directamente.

 

Escocia se convierte en el primer pais que administrara gratis las compresas y los tampones 1

Imagen de Stock Photos 

 

La salud no puede ser un artículo de lujo y eso que solo hemos planteado situaciones puntuales pero, y la inversión que supone para las mujeres tener la menstruación todos los meses, ¿por qué es un gasto que se les ha impuesto como personal cuando debería ser de cobertura sanitaria?

Para dar ejemplo, y con la esperanza de que cunda, Escocia ha aprobado un proyecto de ley por el que se proporcionará gratuitamente tampones y compresas con el objetivo de combatir la llamada "pobreza menstrual".

Escocia, a través de esta medida, será el primer país del mundo que permitirá acceder a productos de higiene menstrual a aquellas personas con dificultades económicas.

El martes 25 de febrero, el Parlamento Escocés aprobó un proyecto de ley para que los tampones y las compresas estén disponibles para quien los requiera sin cargo alguno; estos productos serían distribuidos en lugares públicos y estarían listos para ser recogidos en centros comunitarios, farmacias y clubs juveniles.

Llamado "Period Products (Free Provision)", este proyecto de ley fue aprobado en la primera ronda con 112 votos a favor, cero en contra, y una abstención; ahora pasará a una segunda etapa en la que los legisladores pueden proponer enmiendas a la misma. Esta provisión costaría aproximadamente 24.1 millones de libras al año.

 

Escocia se convierte en el primer pais que administrara gratis las compresas y los tampones 2

 

En el Reino Unido, el 10% de las niñas no pueden pagar productos de higiene menstrual y, no tener acceso a productos menstruales cada mes, puede provocar riesgos físicos y ser perjudicial para la calidad de vida.

Desde una perspectiva médica, aumenta la susceptibilidad a infecciones del tracto urinario y, desde un punto de vista social, puede obligar a las personas a permanecer en sus hogares y evitar que vayan a lugares importantes, como la escuela, durante determinados días del mes.

En 2018, en Escocia ya se comenzaron a ofrecer compresas y tampones gratuitos a estudiantes en escuelas y universidades porque la salud y las necesidades primarias no deberían seguir siendo un negocio.

 

Escocia se convierte en el primer pais que administrara gratis las compresas y los tampones 3

 

 

Cultura Inquieta logo