Científicos de la NASA podrían haber encontrado evidencias de un universo paralelo donde el tiempo iría hacia atrás

Las partículas descubiertas por varios científicos de la NASA podrían formar parte de un posible universo paralelo donde las leyes de la física van al revés.

Un equipo de científicos financiado por la NASA que trabaja con la Antena Transitoria Impulsiva Antártica (ANITA), un instrumento capaz de detectar rayos cósmicos de energía ultra alta que puedan impactar contra la superficie de la Tierra, ha descubierto un hallazgo que podría cambiar la historia del universo.

Según estos expertos, podría existir un universo paralelo donde el tiempo va hacia atrás poniendo en jaque las leyes de la física que hasta ahora conocemos.

 

photo 1539321908154 04927596764d

Fotografía de Guillermo Ferla / Unplash


La Universidad de Hawái, lugar donde el líder de esta investigación ejerce como profesor, asegura que este grupo de científicos ha examinado más de un millón de kilómetros cuadrados de la Antártida para corroborar esta teoría. Durante la investigación han detectado un “constante viento” de partículas con alta energía que provienen del espacio y que son muchísimo más poderosas que las que se generan en nuestro planeta.

Estas partículas son amparadas por la masa sólida de la Tierra que generan a su vez ondas potentes ondas de radio que rebotan sobre el hielo de la Antártida y que ANITA es capaz de detectarlas. “Se asemejan a una lluvia de rayos cósmicos al revés”, explican desde el centro universitario.

“Lo que vimos es algo que se parecía a un rayo cósmico, como se ve en el reflejo de la capa de hielo pero no se reflejó. Era como si el rayo cósmico hubiera salido del hielo mismo. Algo muy extraño”, asegura Peter Gorham, investigador principal de ANITA y físico experimental de partículas en la Universidad de Hawái. “Este descubrimiento entra en tensión bastante fuerte con el modelo estándar de física. Puede ser el descubrimiento de algún tipo de física nuevo”, sentencia. 

 

photo 1464802686167 b939a6910659

Fotografía de Jeremy Thomas / Unplash

 

A partir de este nuevo hallazgo han surgido varias teorías que intentan explicar este desconcertante fenómeno y que conllevaría a la existencia de un posible universo paralelo donde las leyes de la física actuarían totalmente contrarias a las que conocemos en la Tierra. Una de las teorías más potentes viene de varios investigadores del Instituto Perimenter de Canadá que asegura que ese universo sería creado a partir del mismo Big Bang que creó nuestro planeta aunque con una notable diferencia: allí lo positivo sería negativo, la derecha sería la izquierda y el tiempo no iría hacia delante si no hacia atrás.

Sin embargo, no todos los expertos coinciden con esta teoría. Varios científicos tirarían por tierra la existencia de ese posible universo paralelo dónde las leyes de la física actuarían al revés. La explicación es muy sencilla: los neutrinos saldrían de la Tierra en dirección al espacio después de haber atravesado todo el planeta de norte a sur y por eso ANITA los detecta saliendo del suelo helado de la Antártida.

 h/t: Epik | New Scientist

 

 

 

 

Cultura Inquieta logo