Una explicación de por qué el euskera es una de las lenguas más bonitas que existen

Según los expertos en lingüística, el euskera es, le pese a quien le pese, la lengua viva más antigua de Europa. A pesar de que especialistas en la materia llevan años intentado conocer su origen, lo cierto es que su procedencia continúa siendo un misterio sin resolver.

 

eric prouzet 08ft nebevw unsplash
Eric Prouzet

 

Es por esto que se le suele definir como un idioma aislado, esto es, sin relación alguna con ninguna otra lengua conocida, lo que no quiere decir que no sea un idioma más vivo que nunca ni que con muchísimos años de historia detrás. Tanto que se cree que puede ser un heredero directo de la lengua hablada por los habitantes de las cuevas de la zona hace 15.000 años, llegando a considerarse incluso como uno de los focos en los que empezó a desarrollarse el lenguaje articulado tal y como lo conocemos hoy en día.

Su supervivencia no siempre fue fácil, llegando a estar incluso prohibido, pero, por suerte, ha conseguido sobrevivir y desvincularse de la política para convertirse en una de las la características más importantes de un pueblo que se esfuerza por que no se pierda.

El euskera tiene mucho que ver con la conexión de los vascos con la naturaleza y con sus ancestros. Muchas de sus palabras hablan de un entorno que describe sus verdes valles, sus impresionante montañas y el azul de sus costas y cielos y de una forma de vida y una manera de relacionarse de lo más sencilla y orgánica.

A modo de curiosidad destacamos que el euskera tiene, al menos, más de treinta formas de decir "mariposa".

 

Fotografía de San Juan de Gastelugatxe de Leire Unzueta 
Leire Unzueta

 

En este video esta chica nos explica por qué siente su lengua materna como “la más bonita que existe” y, en cualquier caso, como poco, una lengua de gran valor histórico:

 

 

 

Hace un tiempo también Jásier publicaba en Twitter este texto explicando el significado de algunas palabras en euskera que se viralizaba en redes sociales:

 

En euskera no decimos “ querido” decimos “laztana”, que se traducen más o menos como “caricia”.


En euskera no decimos “luna” decimos “ilargi”, que se traduce más o menos como “luz de los muertos”.

 
En euskera no decimos “bombero” decimos “suiltzaile”, que se traduce más o menos como “asesino de fuego”. 


En euskera no decimos “febrero” decimos “otsaila”, que se traduce más o menos como “mes de los lobos”. 


En euskera no decimos “letra” decimos “hizki”, que se traduce más o menos como “trocito de habla”. 


En euskera no decimos “abuela” decimos “amona”, que se traduce más o menos como “buena madre”. 


En euskera no decimos “horizonte” decimos “ortzimuga” , que se traduce más o menos como “frontera del cielo”.


En euskera no decimos “bruja” decimos “sorgin”, que se traduce más o menos como “creadora”. 


En euskera no decimos “enamorado” decimos “ maiteminduta” que se traduce más o menos como “herido por el amor”. 


En euskera no decimos “murciélago “ decimos “saguzahar”, que se traduce más o menos como “ratón viejo”. 


En euskera no decimos “arcoíris “ decimos “ortzadar”, que se traduce más o menos como “ cuerno del cielo” .


En euskera no decimos “cementerio “ decimos “hilerri”, que se traduce más o menos como “ pueblo de los muertos”. 


En euskera no decimos “desierto” decimos “basamortu”, que se traduce más o menos como “bosque muerto”. 


En euskera no decimos "parir", decimos "erditu", que más o menos se traduce como "dividirse por la mitad".

 

Bosque de Euskadi por Leire UnzuetaLeire Unzueta

 


En euskera no decimos "este", decimos "ekialde", que más o menos se traduce como "el lado del sol".


En euskera no decimos "julio", decimos "uztaila", que más o menos se traduce como "mes de las cosechas".


En euskera no decimos "hada", decimos "maitagarri", que más o menos se traduce como "la que tiende a ser amada".


En euskera no decimos "calcetín", decimos "galtzerdi", que más o menos se traduce como "medio pantalón".


En euskera no decimos "follar", decimos "larrua jo", que más o menos se traduce como "golpear la piel".


En euskera no decimos "cocina", decimos "sukaldea", que más o menos se traduce como "lugar junto al fuego".


En euskera no decimos "tenedor", decimos "sardexka", que más o menos se traduce como "pequeño tridente".


En euskera no decimos "hielo", decimos "izotz", que más o menos se traduce como "rocío frío".


En euskera no decimos "renacuajo", decimos "zapaburu", que más o menos se traduce como "cabeza de sapo".


En euskera no decimos "atún", decimos "hegaluze", que más o menos se traduce como "alas largas".


En euskera no decimos "columna", decimos "zutabe", que más o menos se traduce como "viga que está de pie".


En euskera no decimos "delfín", decimos "izurde", que más o menos se traduce como "cerdo del mar".


En euskera no decimos "cáncer", decimos "minbizia", que más o menos se traduce como "vida de dolor".


En euskera no decimos "cucaracha", decimos "labezomorro", que más o menos se traduce como "bicho del horno".


En euskera no decimos "cerveza", decimos "garagardo", que más o menos se traduce como "vino de cebada".


En euskera no decimos "guante", decimos "eskularru", que más o menos se traduce como "piel de la mano".


En euskera no decimos "discusión", decimos "eztabaida", que más o menos se traduce como "acción del no y el sí".


En euskera no decimos "policía", decimos "hertzain", que más o menos se traduce como "vigilante del pueblo".


En euskera no decimos "oficio", decimos "ogibide", que más o menos se traduce como "camino hacia el pan".



Cultura Inquieta logo