'Odd Kiosk', un kiosco de Barcelona une la prensa tradicional con la cultura LGBTIQ+

¿A quién se le ocurre abrir un kiosco en plena pandemia y sabiendo que el tema digital está en tendencia? Txema Montero, arquitecto e Iván Jiménez, diseñador gráfico, durante el confinamiento hablaron de los problemas de los kioscos en Barcelona. De los 400 que había en la ciudad condal, muchos de ellos están cerrando y otros están traspasando.

Por Miriam Martínez

odd kiosk cesar segarra 

Foto: César Segarra

 

A raíz de sus conversaciones, pensaron en construir y crear un kiosco diferente y con la posibilidad de comprar revistas LGBTIQ+. De esa manera nace Odd Kiosk, un punto de encuentro, donde puedes comprar revistas como Antidore o Candy o libros de artistas como los de Albert Madaula o Alexa Barrios, sin olvidar los refrescos y snacks, todos ecológicos y saludables.

Hemos hablado con los creadores y nos han contando cómo surgió todo, qué proyectos tienes y si es compatible el periódico La Vanguardia con fanzines o una selección de arte LGBTIQ+.

 

¿Contarnos en qué consiste Odd Kiosk?

Odd Kiosk es la transformación y reconversión del concepto de kiosco entendido hasta la actualidad.
Es un kiosco Queer, un kiosco que saca a la calle el arte del colectivo LGTBIQ+, a través de obras de arte y fanzines.

En Odd Kiosk también escogemos cuidadosamente revistas nicho de pequeños editores independientes, queers, de arte, cultura contemporánea, arquitectura, diseño, … revistas que en su mayor medida plantean el panorama social actual en todas sus vertientes. También tenemos una selección de libros inclusivos, que nos hablan de las teorías queers, del colectivo LGTBIQ+,… y una selección de refrescos y snacks muy cuidados, de carácter local y ecofriendly.
A parte de todo esto, tenemos la prensa nacional diaria. Somos un kiosco, la prensa y la relación con el barrio es fundamental para nosotros.

Entendemos el kiosco, como un elemento de barrio, donde se generan encuentros y diálogos, por eso nuestro catálogo es así, es muy importante los valores que traspasamos a la sociedad con nuestros actos, y en un momento que la cultura está tan castigada, Odd Kiosk es más necesario que nunca.

 

odd kiosk cesar segarra
Foto: César Segarra

 

¿Cómo surgió la idea?

Mira, somos Iván y Txema, Iván diseñador gráfico y yo Arquitecto. Nos conocimos en la adolescencia, en nuestro primer trabajo, cuando teníamos 18 y 16 años respectivamente, y hemos sido amigos todos estos años.

El proyecto se debe a que durante el confinamiento tuvimos algunas conversaciones en las que fantaseamos con proyectos, viajes, etc. En una de las conversaciones, hablamos sobre el problema de qué 80 de los 400 kioscos de Barcelona habían cerrado en los últimos años, otros muchos estaban en traspaso y la verdad nos daba mucha pena que esto estuviera pasando.


Iván tuvo su propia revista (Agapornis Magazine) que se distribuía por todo el mundo y yo como arquitecto, tengo cariño por los quioscos como elementos de tejido social de barrio. Juntando esto y que los dos formamos parte del colectivo LGTBIQ+ y que conocemos a muchos artistas que también forman parte del colectivo, decimos darle la vuelta al modelo de negocio de los quioscos y mostrar que no todos los quioscos tienen que ser iguales, que el arte queer lgtbiq+ puede y debe salir a la calle.

 

¿Cómo se hace la selección que posteriormente se vende en el kiosco?

La selección para la apertura ha sido nuestra. Hemos fusionado los conocimientos de uno y del otro y una vez abiertos, nos está pasando lo que prevemos, es decir, muchos artistas y revistas se nos están dando a conocer, y muchos de nuestros clientes, nos pasan recomendaciones.

En Odd Kiosk puedes comprar libros como Los deseos afines, Asalto a Oz, también fanzines como Barcelona se muere, Donovan, No quiero ser como tú e incluso magazine como Antidote, Candy, Kink o Girls like us.

 

¿Puede estar en una misma ubicación la revista Kink con el periódico La Vanguardia?

Hahahaha, claro! La Kink, es una revista que habla del cuerpo, que tiene fotografías hechas con amor que buscan transmitir emociones. La vanguardia transmite noticias de nuestro día a día. Son dos elementos comunicativos. ¿Por qué tenemos que apartarnos uno del otro? No está bien relegar el arte a sitios “especializados” por no decir, segmentados. ¿Por qué los clientes de La Vanguardia no pueden coincidir en el mismo espacio de los clientes de la Kink? Ya va siendo hora de cambiar este tipo de visión.

 

¿Cómo está reaccionando el público y qué más está consumiendo?

La gente del barrio está encantada, desde los mayores hasta los niños, están súper agradecidos de tener el kiosco del barrio que llevaba un año cerrado. Nos transmiten muchísimo cariño, ha sido una sorpresa tan bonita para nosotros, ya que no nos esperábamos este recibimiento y no podemos más que dar las gracias, gracias por el apoyo cada día.

Pues cada día estamos vendiendo más prensa, el sector de libros nos ha sorprendido y está teniendo un éxito en ventas el sector queer, más concretamente el fanzine de Isaac Flores, Barcelona se muere. Y en cuanto al arte, hemos agotado casi toda la obra de Albert Madaula y Alexa Barrios.

odd kiosk cesar segarra 3 

Foto: César Segarra

 

Si se pensaba que el papel estaba muriendo hace unos años, vosotros abrís un kiosco ¿Se puede decir que el papel morirá o es un mito?

Creemos que el papel no va a morir, habrá cierto sector de magazines que acabarán digitalizados, pero otras no. Lo cierto es que observamos que gran parte de las revistas independientes y fanzines que tenemos son de jóvenes creativos. La realidad es que los jóvenes siguen viendo el valor que tiene materializar una revista o un fanzine en papel versus el digital.



Os descubrí a través de Instagram, ¿Los kioscos tienen hueco en las redes sociales?

¡Claro! Quizás no han estado hasta ahora, pero porque no había una especialización de cada punto de venta. Pero nosotros animamos a la especialización o diversidad del sector. Ojalá la comunicación de los kioscos traspase el punto de venta físico.

 

¿Os gustaría abrir más Odd Kiosk en otras ciudades o localizaciones de Barcelona?

No te voy a decir que no lo hemos pensado, eso significa para nosotros que lo que aportamos al barrio y a la ciudad es importante. No obstante, por el momento estamos focalizados en seguir dando cariño a nuestro kioskito de Barcelona y hacerlo lo mejor que podamos.

 

¿Qué proyecto tenéis en el futuro con Odd Kiosk?

Queremos hacer acciones culturales con Odd Kiosk. Estamos en una situación compleja, el Covid-19, hace que tengamos que pensar muy bien, qué hacemos y cómo para colaborar con la ciudad y sus habitantes. De momento tendremos acciones en el kiosco, alguna exposición especial, colaboraciones, etc. Vamos a abrir en breve la página web, para que todo el mundo tenga acceso a los productos de Odd Kiosk. ¿Más adelante quién sabe? Nos dejamos llevar, somos creativos y estamos llenos de nuevas ideas.

Por Miriam Martínez

 

 

Cultura Inquieta logo