La caja de herramientas Studley del S.XIX sería el sueño de todo bricomaníaco

Ahora que es absoluta tendencia el DIY (Do It Yourself) y las manualidades en casa como pasatiempo para reducir el estrés de la vida diaria, estamos seguros de que esta caja de herramientas del siglo XIX sería un éxito de ventas.

Todo buen carpintero y aficionado a la bricomanía, tiene una caja de herramientas para plasmar y armar todos esos sueños que tienen que ver con clavos, tornillos, lijas o barnices, pero seguro que ninguna es tan alucinante como la Studley Tool Chest (a.k.a Caja de Herramientas Studley).

Esta belleza mide 50 x 100 centímetros cuando está cerrada 100 x 100 centímetros cuando está abierta; su interior está compuesto por una serie de compartimentos para alojar, ordenadamente, 300 herramientas dentro de un estuche de caoba, ébano y nácar cuidadosamente elaborado.

 

vista de la caja de herramientas Studley abierta

 

El precioso maletín llama la atención tanto como pieza en sí como por la larga historia que tiene detrás.

 

fotografía antigua de H.O Studley junto a su emblemático maletín de herramientas

 

La caja de herramientas fue creada por el albañil, carpintero y fabricante de pianos H.O. Studley. Nacido en 1838 en Lowell (Massachusetts), Studley se alistó en la infantería en 1861 y fue retenido como prisionero de guerra en Texas.

Mientras trabajaba como fabricante de órganos y pianos, en algún momento entre 1890 y 1920, Studley ideó su ingenioso y compartimentado cofre.

Una obra de arte en sí misma, la caja de herramientas Studley está llena de detalles, con incrustaciones de nácar y marfil que hablan de la carrera como artesano de su creador.

La gigantesca pieza pesa 32 kilogramos cuando está vacía y 70 cuando está llena, lo que significa que no es demasiado práctica para realizar una chapuza que requiera urgencia.

 

detalle de la caja maletín de herramientas de Studley

 

Antes de morir en 1925, Studley le pasó su posesión más preciada a un amigo. Después, Pete Hardwick, el nieto del amigo y consciente del valor de la exclusiva pieza, la prestó al Smithsonian Institute's National Museum of American History a finales de la década de 1980.

Más tarde fue comprada por un coleccionista privado por una suma no revelada, pero de la que podemos hacernos una idea sabiendo que una de las solas herramientas que contiene la caja estaban valorada en unos 580 euros en 1993.

El propietario actual todavía presta la caja Studley ocasionalmente al National Museum of American History para que sea exhibida.

El cofre se volvió icónico en la comunidad de carpinteros, tras ser publicado en la portada de Fine Woodworking. La publicación con sede en Massachusetts incluso imprimió un póster de edición limitada del Studley Tool Chest, que se agotó rápidamente y que vuelve a estar disponible.

La caja de herramientas Studley no es para construir una casita en el árbol, da para construir toda una urbanización de adosados.

 

vista frontal del maletín de Studley con las más de 300 herramientas que contiene

 

Por 

 

Cultura Inquieta logo