La bonita historia de dos gatos adoptados que ha inspirado una línea de mobiliario felino

Es una verdad universal la que afirma que aquel que no tiene mascotas en casa, no conoce el cariño que se les coge ni sabe hasta dónde se podría llegar por el bienestar que supone crearles un hogar confortable.

Los gatos son cariñosos, inteligentes y sensibles al afecto y los cuidados que se les proporciona, pero también son intrépidos y no entienden de alturas ni de objetos o muebles delicados que puedan estropearse.

 

un gato jugando en un salón en mobiliario adaptado y diseñado para él

 

Con el objetivo de encontrar el ansiado equilibrio que requiere una convivencia sana y demostrar el amor que puede llegar a sentirse por un animal de compañía, un grupo de jóvenes han unido su pasión por los felinos y por el diseño de interiores en un proyecto que encierra una emotiva historia detrás.

Las creativas y emprendedoras mentes que hay detrás del equipo de Kityful, han volcado su amor y su talento en una línea de camas y accesorios de lujo para gatos que luce de lo más futurista, vanguardista y confortable.

"El diseño de Kityful está pensado para la comodidad de tu mascota dando una armonía y total integración con el diseño y estilo de decoración contemporáneo. Nuestros muebles están pensados para la integración total en los hogares", explica Jordi Palau, director artístico de la firma. Una de Vilafranca del Penedès, Barcelona.

 

dos gatos jugando en un salón en un mobiliario adaptado y diseñado para ellos

 

Y continúa, "La fabricación de cada una de las piezas, se realiza pensando siempre en la sostenibilidad y el medio ambiente y además, cada diseño exige una búsqueda de todas sus posibilidades, nos pide que lo mejoremos constantemente en confort, acabados o adaptabilidad".

Palau afirma que este proceso mantiene activa la relación con cada uno de sus productos y es una manera de usar sus recursos con inteligencia.

Cuentan con materiales propios en todo su proceso de trabajo, desde la obtención de materias primas hasta los acabados, y los mantienen y mejoran mediante una inversión constante en tecnología e infraestructuras avanzadas en esa pasión que tiene por hacer las cosas bien hechas.

A pesar de la calidad y el diseño que luce todo su mobiliario felino, lo mejor es el concepto y la historia que hay detrás del proyecto, lo que aporta humanidad a la iniciativa. Ikeo y Siri son las dos almas gatunas que inspiraron esta firma.

Fueron adoptados por la familia Valls y viven felizmente con sus nuevas vidas. La historia de Ikeo en concreto, es la más conmovedora. Llegó en tren desde Valencia después de que fuese encontrado por una pareja que iba de compras a IKEA, herido en un arcén, de ahí el origen de su nombre. 

 

dos gatos jugando en un mobiliario adaptado y diseñado para ellos

 

Sobrevivió tras dos intervenciones bastante complicadas y logró salir adelante; además, desde este verano tiene a un compañero de aventuras, Siri porque dicen que los gatos siempre viven mejor de dos en dos.

En eso se parecen a nosotros los gatos porque también nos gusta la vida de dos en dos, nos gusta compartir la vida en pareja y más si la pareja es gatuna.

 

kityful gato diseno de interiores mobiliario felino mascota 4

kityful gato diseno de interiores mobiliario felino mascota 5

kityful gato diseno de interiores mobiliario felino mascota 6

 

Kityful: Web

 

Por 

 

Cultura Inquieta logo